En Tanzania el gobierno está por iniciar una consulta popular algo inusual, en la que se solicitará a los pobladores que denuncien, de manera secreta, a quienes sospechen de ser responsables del homicidio de las personas albinas en ese país.

 

El asesinato de los albinos es un grave problema en Tanzania, debido a la creencia en la brujería. Así, los albinos asesinados son desmembrados y sus partes vendidas a los brujos para que puedan elaborar pociones de salud que luego son vendidas.

 

Este referéndum se hará por localidades y según el gobierno tiene la finalidad de acabar con el problema y detener a los culpables, pero los detractores creen que se trata de un peligroso ejercicio en donde se da la oportunidad a los ciudadanos de acusar a gente inocente.

 

Hay también quienes dudan de la efectividad de este plan, ya que la gente cree en la brujería en la misma medida en que desconfían del sistema legal de su país.

 

La realidad es que estos asesinatos en masa se han empezado a extender a países vecinos y se reporta que incluso los padres de los niños albinos son cómplices de estos asesinatos.

 

El mes pasado, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, condenó estos asesinatos durante una visita que realizó al país africano.

 

Fuente BBC News
www.miabogadoenlinea.net