Como se anunció el pasado 2 de julio en Viena, Austria, hoy finalizan las operaciones del Grupo Internacional de Supervisión en Kosovo, para lo cual el pasado viernes la Constitución de este país fue reformada.

 

Con una votación de 98 votos a favor y 10 en contra, el parlamento kosovar aprobó las reformas constitucionales tendientes a eliminar cualquier referencia al Grupo Internacional de Supervisión.

 

En 2007, el enviado especial para Kosovo, el ex presidente finlandés Martti Ahtisaari presentó un plan para el país que, sin enunciar la independencia, proponía la adopción de símbolos nacionales y la creación de una fuerza de seguridad propia. Este plan, conocido como el Plan Ahtisaari, fue supervisado por el Grupo Internacional de Supervisión de Kosovo conformado por 25 países que apoyan la independencia de Kosovo.

 

El Grupo Internacional de Supervisión tenía facultades para remover funcionarios kosovares e incluso para rechazar leyes que tendieran a desproteger a la minoría serbia del norte del país, frente a la mayoría albanesa. Estas funciones nunca fueron ejercidas.

 

Pese a la desaparición del Grupo Internacional de Supervisión la presencia internacional en la región, donde se siguen presentando conflictos particularmente en la zona norte con población de mayoría serbia, no termina pues la KFOR, Fuerza para Kosovo, KFOR, liderada por la Organización del Atlántico Norte, OTAN, mantendrá más de 5,000 soldados para garantizar la seguridad y la misión civil estabilizadora de la Unión Europea, EULEX, permanecerá hasta mediados de 2014 para ayudar en la construcción del estado de derecho.

 

Kosovo declaró unilateralmente su independencia de Serbia el 17 de febrero de 2008. Es reconocido como país independiente por 91 de los 193 países de la ONU, incluyendo Estados Unidos y 22 de los 27 miembros de la Unión Europea, pero no así por Serbia y Rusia, este último país miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

 

 

Más información Yahoo.com

 

www.miabogadoenlinea.net