Familiares de los cinco científicos iraníes asesinados desde 2010 declararon que interpusieron una acción legal para que las autoridades judiciales de su país procedan ante instancias internacionales para llevar a juicio a los responsables de los homicidios.

 

Los familiares señalan como responsables a la CIA de los Estados Unidos, el MI6 de Gran Bretaña y el Mossad de Israel. Las dos primeras agencias han declarado que no están relacionadas con los homicidios, mientras que la tercera ha guardado silencio.

 

Desde el 2010 cinco científicos nucleares han sido asesinados de diversas formas y la policía iraní ha detenido a algunas personas como responsables. Catorce de los detenidos declararon haber sido reclutados por agencias extranjeras y haber recibido entrenamiento en un cuartel en Tel Aviv, Israel.

 

Fuentes oficiales de Irán han reclamado que estos homicidios y otros ataques sufridos en sus instalaciones nucleares son un intento de los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel de sabotear su programa nuclear porque piensan que se están desarrollando armas nucleares. El gobierno de Irán ha negado que estén fabricando ese tipo de armas.

 

Los ataques a las instalaciones nucleares iniciaron en 2010 cuando se introdujo un virus cibernético al sistema de la planta nuclear, Stuxnet, el cual fue muy difícil de erradicar y comprometió la instalación durante varios meses. A partir de ese virus, los científicos iraníes han declarado haber encontrado otros virus en sus sistemas por lo que el gobierno ya anunció que emprendería acción legal contra quienes resulten responsables de los ataques cibernéticos.

 

Sobre el particular el jefe del Centro Iraní de la Presidencia sobre Asuntos Legales Internacionales declaró que solo están en espera de información crucial que les permitirá identificar a los atacantes de sus sistemas para iniciar acción legal.

 

El gobierno también anunció que para evitar nuevos ataques a los sitios oficiales y de gobierno a partir de septiembre todos sus sitios se alojarán en servidores nacionales, creando una red interna de computadoras sin vínculos con redes globales como lo tiene actualmente Corea del Norte.

 

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net