La armadora de automóviles sueca Saab ha demandado a General Motors, GM,  por haber forzado a la empresa sueca fuera del negocio al haber interferido en una venta potencial y pide 3 mil millones de dólares como compensación.

 

En la demanda Saab argumenta haber estado en pláticas con la empresa china Zhejiang Youngman para ser adquirida, pero que al haber fallado la negociación tuvo que declararse en bancarrota en diciembre del año pasado.

 

General Motors adquirió el 50 por ciento y el control de Saab en 1989 y en el año 2000 obtuvo la propiedad total, pero tras la caída de venta de autos de Saab en 2007 y la crisis financiera, GM se declaró en bancarrota por lo que tuvo que vender acciones de la empresa sueca. Así, en 2010 GM vendió la empresa a la armadora de automóviles de lujo alemana Spyker, pero retuvo algunas acciones y se convirtió en uno de los principales proveedores de motores y partes de Saab.

 

En junio de este año, Saab fue vendida a un grupo de inversión chino y sueco, National Electric Vehicle Sweeden, que tiene la intención de transformar la empresa en una de vehículos eléctricos. Sin embargo, la transferencia de propiedad no es todavía definitiva por lo que Spyker sigue teniendo los derechos de propiedad de la marca Saab y por ello se introdujo la demanda.

 

En la demanda, presentada este lunes ante una corte federal en Michigan, Estados Unidos, la demandante es Spyker quien absorberá los costos legales de la acción debido a que Saab no tiene la capacidad económica de hacerlo. A cambio Spyker obtendrá una parte sustancial de lo que Saab obtenga de la demanda.

 

Sobre la misma, voceros de GM declararon que se trata de un procedimiento sin fundamento y anunciaron que defenderán vigorosamente sus intereses frente a los alegatos de Saab.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It