En Irán esta semana inició con el veredicto del juicio que se siguió a 39 personas en los que se considera el mayor fraude financiero del país.

 

Cuatro involucrados fueron sentenciados a pena de muerte, dos a cadena perpetua y los treinta y tres restantes a 25 años de prisión.

 

Se trata de un fraude que involucra falsificación de documentos por parte de una firma de inversión para obtener de por lo menos siete bancos iraníes préstamos por $2.6 mil millones de dólares para comprar empresas estatales en vías de privatización.

 

Un fraude que fue descubierto en el 2011 y que involucró directamente al gobierno del presidente  Mahmoud Ahmadinejad quien tuvo que negar estar involucrado en el asunto y que pese a ello estuvo enfrentado a la cúpula religiosa del país que en su momento lo acusó de no perseguir eficazmente este fraude.

 

Las autoridades de Irán no han dado a conocer el nombre de los sentenciados y responsables de estos delitos.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net