Para la gran mayoría de los usuarios de Facebook, los hechos sucedieron sin que se dieran plena cuenta de ello, pero la empresa había decidido cambiar los términos y condiciones de su servicio.

 

Facebook, unilateralmente tiene el derecho de cambiar los términos de su servicio en el momento que juzgue apropiado, y así lo hizo este mes de febrero en que modificó las condiciones para establecer que la empresa tendría la propiedad de los derechos de autor de lo que se generara en la página, aún cuando el usuario decidiera cerrar su cuenta. De esta manera, quienes tienen cuenta en esta red social perderían los derechos de sus fotografías, escritos y demás artículos y diseños que hubiesen subido a su página personal.

 

Al no considerarse justas estas modificaciones, muchos usuarios decidieron emprender acción en contra de Facebook para que explicara la razón de los cambios y modificara estas nuevas condiciones, con la amenaza incluso de acudir ante la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Comisission) de los Estados Unidos por considerar estas nuevas cláusulas leoninas.

 

Ante estas reacciones, Facebook decidió regresar a los términos y condiciones anteriores, en donde se establece que el usuario otorga una licencia de uso a la empresa del material que tenga mientras esté dado de alta en la red y que dicha licencia concluye en el momento en que el usuario cancele su cuenta. Hay mucha diferencia entre ceder una licencia de uso y entregar la propiedad intelectual o copyright.

 

Bajo estas condiciones vigentes, Facebook establece que es responsabilidad del usuario conocer cualquier cambio que haga de ellas y que si una vez realizados los cambios en las condiciones del servicio el usuario permanece con su cuenta, se entiende que tácitamente las ha aceptado.

 

Según declaraciones de Mark Zuckerberg, fundador de esta popular red social, es provisional el regreso a los términos y condiciones actuales, porque están redactando nuevamente estas cláusulas para hacerlas más accesibles al lenguaje de los usuarios. Es muy probable que tras la reacción y frente a la múltiple competencia que enfrentan en la actualidad, no intenten volver a hacerse de los derechos de autor sin una consulta previa a los usuarios, pero es importante estar atento en las próximas semanas de cualquier cambio que se presente, ya que no clausurar la cuenta a tiempo si no se está de acuerdo implica una aceptación legal de las condiciones y con ello la pérdida de ciertos derechos. De ahí la importancia de mantenerse informado, ya que la ignorancia no excusa del cumplimiento de un contrato o de una ley. 

Fuente BBC News y Denken Über

www.miabogadoenlinea.net