La odisea para los 17 Uighurs que sigue detenidos en Guantánamo no ha terminado porque pese a estar libres de cualquier cargo, no hay país a donde puedan regresar. (Ver Guantánamo y la Suprema Corte de Justicia).

 

Recordemos que estos hombres fueron detenidos en Afganistán cuando huían de China, su país natal. De Afganistán fueron llevados a Guantánamo para ser juzgados por terrorismo y una vez ahí, después de muchos años, fueron encontrados inocentes.

 

China los reclama, pero Estados Unidos no los entrega porque sabe que serán perseguidos por haber huido del país; no son Afganos por lo que no pueden regresarlos al lugar donde los detuvieron; y en Estados Unidos simplemente no los quieren y eso ya lo dejó claro hoy una corte de apelaciones que sentenció que solo corresponde a las autoridades migratorias aceptar la internación al país de estas personas y que dicha decisión no corresponde a tomarla a ningún juez.

 

Así que mientras ningún otro país, como hizo previamente Albania con cinco detenidos, alce la mano y les otorgue asilo político, estos 17 hombres seguirán detenidos en una prisión, siendo inocentes.

 

¿Qué irán a hacer con ellos cuando Guantánamo se cierre como centro de detención?

 

Fuente BBC News

www.miabogadoenlinea.net