Una corte en Bristol, Inglaterra, desechó este viernes la demanda que un físico teórico interpuso en contra de la prestigiada revista científica británica Nature por una supuesta difamación.

 

En su veredicto el juez determinó que el artículo en particular de Nature que era demandado por difamatorio era periodismo responsable y honesto.

 

La demanda fue interpuesta por Mohamed El Naschie, quien fuera editor en jefe de una revista científica llamada Chaos, Solitons and Fractals porque Nature publicó la opinión de Peter Woit, un matemático de la Universidad de Columbia, de que los artículos de El Naschie no eran revisados o eran pobremente revisados por colegas.

 

En el mundo científico es importante el número de investigaciones que son publicadas y la revista o medio en el que son publicados puesto que entre más prestigio tiene una revista significa que la investigación fue revisada por reconocidos científicos. La reputación del científico, entonces, se va construyendo sobre estas publicaciones.

 

Mohamed El Naschie publicó 60 documentos para su revista, incluyendo cinco de los 36 artículos que aparecieron publicados solo en la edición de diciembre y dijo que sus investigaciones habían sido revisadas de la “manera regular”.

 

Al revisar la demanda el juez consideró que la publicación de Nature era esencialmente verídica, con comentarios honestos y que era producto de un periodismo responsable y agregó que El Naschie no había proporcionado suficiente evidencia de la revisión apropiada de sus artículos por lo que desechó la demanda por difamación.

 

Una victoria que a los ojos del abogado de Nature es importante para asegurar la libertad de expresión, pero agregó que el simple hecho de que esta demanda hubiera llegado a los tribunales es evidencia de la necesidad de reformar las leyes británicas en materia de difamación porque particularmente en el área de las ciencias la ley como está concebida hoy en día detiene el debate científico.

 

En la Gran Bretaña hay un movimiento tendiente a la reforma de las leyes en materia de difamación, apoyado por diferentes personajes entre los que encontramos al actor cómico Rowan Atkinson, mejor conocido como Mr. Bean. Actualmente no tiene la carga de la  prueba quien demanda, sino que es el demandado quien debe probar que no hubo difamación lo que significa que básicamente cualquiera puede ser demandado por difamación.

 

 

Más información Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net