El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas convocó a realizar una investigación especial sobre la masacre de Houla, Siria, del fin de semana pasado que dejo 108 muertos, entre ellos 49 niños.

 

La resolución fue adoptada en una sesión especial en Ginebra, Suiza, con 41 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones.

 

Esta reunión es la cuarta que el Consejo de Derechos Humanos sostiene sobre Siria desde que comenzó la crisis hace 15 meses y en la que se calcula que han muerto más de 9,000 personas, la mayoría de ellos civiles, y miles de personas han sido desplazadas.

 

De esta manera, al condenar enérgicamente los trágicos sucesos, convocó a la Comisión Internacional de Investigación a realizar una investigación transparente, independiente y expedita sobre las violaciones al derecho internacional a fin de fincar responsabilidades sobre aquellos que han contribuido con la sistemática y generalizada violación de los derechos humanos, incluyendo aquellas violaciones que podrían tipificarse como crímenes contra la humanidad.

 

Se solicitó a esta Comisión que, de ser posible, identifique públicamente los responsables de estas atrocidades y entregue un reporte de resultados durante la próxima sesión del Consejo que se verificará del 18 de junio al 6 de julio.

 

La Comisión de Investigación fue creada durante la segunda sesión del Consejo sobre Siria. Presentó su primer reporte el 28 de noviembre del año pasado en el que concluyó que la mayoría de las violaciones a los derechos humanos desde el inicio de las manifestaciones en marzo de 2011 habían sido cometidas por el ejército y por fuerzas de seguridad.

 

En una actualización del reporte realizada recientemente indicaron que las violaciones a los derechos humanos cometidas por el ejército y las fuerzas de seguridad obedecían a operaciones militares realizadas en localidades donde hay opositores al gobierno que se han alzado en armas y en donde se ha manifestado apoyo a estos opositores. Agregaron que también varios de estos grupos habían estado cometiendo abusos a los derechos humanos.

 

Las fuerzas armadas internacionales no pueden entrar en Siria, que está al borde de una guerra civil según analistas, debido a la oposición de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

 

 

Más información ONU

 

www.miabogadoenlinea.net