En el año 2000, el grupo de los Scouts ganó en Estados Unidos un caso ante la  Suprema Corte de ese país que estableció que la organización puede negar a los homosexuales la participación en sus grupos. Una decisión un tanto controvertida y que doce años después podría ser retada nuevamente.

 

Lo anterior porque una mujer, Jennifer Tyrrell está iniciando su lucha contra la organización para que le regresen a su “manada”.

 

Esta mujer, madre de Cruz, un pequeño de siete años, se ofreció como adulto voluntario para organizar las actividades con los niños por lo que fue nombrada “akela” o jefe de grupo de la manada de “lobeznos” a la que pertenece su hijo.

 

Jennifer conocía la política de los Scouts de no aceptar homosexuales, sin embargo, uno de los jefes de la organización en Ohio le aseguró que no habría problema y ella inició sus labores con los niños y muy pronto hicieron un grupo muy unido.

 

Pero Deron Smith, el vocero de la organización en Estados Unidos, después de que otra líder de grupo se quejara de Jennifer, envió una carta en la que se le prohibió seguir participando como “akela” del grupo y señaló que el grupo de Ohio había faltado a la normativa nacional de la organización al haberla aceptado.

 

La explicación es que el escultismo no es el foro adecuado para que los niños conozcan de orientaciones sexuales.

 

Jennifer dice que ella nunca habló de su orientación sexual, aunque los niños conocen de su familia de dos madres, pero debido a que su hijo Cruz forma parte del grupo.

 

Jennifer se quejó e inició una petición en la página change.org, la cual ya lleva más de 140,000 firmas entre las que se encuentran la de Josh Hutcherson, actor de Los Juegos del Hambre, y la de varios actores de la popular serie de televisión Glee.

 

Ella está iniciando su batalla y aunque dista todavía mucho para ello, la situación podría volver a llegar a la Suprema Corte para que revise si la política en cuestión no es violatoria de los derechos humanos de los homosexuales. Y bueno, si ya un juez federal determinó la ilegalidad de la política don’t ask, don’t tell sobre los homosexuales del ejército de Estados Unidos, ¿Cuánto tiempo más podrá seguir esta política de los Scouts?

 

Más información NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net