Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 1106
powered by social2s

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ya firmó el decreto de cierre del centro de detención de Guantánamo, el cual tendrá que verificarse dentro de un año. Este cierre, como ya lo hemos comentado, supone muchas aristas de índole legal por lo que se tendrán que tomar medidas muy específicas para llevar a buen término este cierre.

 

Una de las primeras acciones, sin embargo, se refiere a la liberación de aquellas personas que después de un juicio se han declarado inocentes, pero que no han podido salir de Guantánamo porque enviarlos de regreso a sus países supone un riesgo para su seguridad personal y los Estados Unidos tampoco los acepta en su territorio, pese a haber sido declarado inocentes, por razones de seguridad interna. Este es el caso, por ejemplo, de los chinos de la minoría Uighur, que pertenecen a un grupo de musulmanes que abandonaron China, pero que al ser detenidos en Afganistán, fueron llevados a Guantánamo. Ahí fueron declarados inocentes de cualquier cargo de terrorismo pero por razones humanitarias no se les regresó a China y tampoco a Afganistán, ya que no solo no son nacionales de ese país, sino que estaban ilegalmente en dicho territorio al momento de su aprehensión.

Para dar solución a este problema, diversos países de la Unión Europea han salido al paso, como Portugal, que ha declarado que puede recibir a algunos detenidos, y ha solicitado a otros países de la Unión que acepten a otros detenidos por razones humanitarias.

 

Javier Solana, alto representante para la política exterior de la Unión Europea, ha declarado que pese a que este es un problema de los Estados Unidos, los países miembros de la Unión estarán dispuestos a ayudar y a recibir a algunos de los 60 detenidos que se encuentran en estos casos, siempre que se les permita acceso total a sus expedientes y antecedentes.

 

Albania recibió ya a cinco chinos Uighur y el Reino Unidos también ha recibido algunos detenidos e Irlanda, Suecia, Alemania y Finlandia se han manifestado a favor de recibir detenidos, a diferencia de Dinamarca que insiste en que se trata de un problema exclusivo de la Unión Americana.

 

Fuente BBC News
www.miabogadoenlinea.net
powered by social2s