La fiscalía de Florida anunció este miércoles que presentaron una acusación formal en contra de George Zimmerman por el homicidio en segundo grado del adolescente Trayvon Martin.

 

Se trata de un caso que reviste especial importancia pues por un lado se juzgará si en el homicidio jugó un papel importante la raza de Trayvon, y por el otro se cuestiona la norma que establece la legítima defensa.

 

Trayvon Martin era un adolescente de raza negra que el pasado 26 de febrero, pasó por un vecindario que era custodiado por George Zimmerman, vigilante voluntario, de camino a su casa desde una tienda de autoservicio. Trayvon llevaba una bolsa con dulce, una lata de té helado y llevaba la cabeza cubierta con la capucha de su sudadera.

 

George Zimmerman declaró que le pareció sospechoso el muchacho por lo que fue a confrontarlo y terminó disparándole para protegerse de su agresión. Según Zimmerman Trayvon lo golpeó, le rompió la nariz y azotó su cabeza contra el pavimento.

 

George Zimmerman no fue detenido inmediatamente pues la ley de Florida establece que es legítimo el uso de la fuerza cuando la vida de una persona está bajo seria amenaza, lo que constituye una excluyente de responsabilidad. Es más hasta que se presentaron los cargos, se dudaba que la fiscalía presentara cargos contra este joven de 28 años gracias a la existencia de esa ley.

 

El caso, sin embargo, pronto adquirió un matiz racial pues los padres de Trayvon, un adolescente sin antecedentes criminales, declararon que su hijo fue asesinado a sangre fría por el hecho de ser negro, de caminar al atardecer en una zona residencial y de llevar la cabeza cubierta. Sobre este particular un presentador de televisión dijo que los muchachos hispanos y de raza negra deberían considerar no usar las capuchas de sus sudaderas por su propia seguridad, declaraciones que desataron aún más la controversia.

 

De acuerdo con el nuevo abogado de Zimmerman, el muchacho se entregó a las autoridades, no padece de sus facultades mentales y se encuentra tranquilo esperando el curso del proceso. La fiscal especial dio a conocer que no se ha fijado fianza todavía y por la controversia del caso no declaró donde estaba detenido el acusado. Los padres de Trayvon Martin, declararon que se encontraban complacidos con la acusación, pero que sabían que el proceso sería muy largo. Los académicos, legisladores, abogados y juristas de los Estados Unidos ya están debatiendo el caso y la ley sobre la legítima defensa y probablemente las televisoras ya están preparándose para presentar como el nuevo reality legal el juicio de George Zimmerman, que ocupará el lugar que dejó el juicio contra Casey Anthony el año pasado y que fue la continuación del espectáculo mediático que se inició con el caso de OJ Simpson.

 

 

www.miabogadoenlinea.net