Cuando Barack Obama, en su discurso de toma de protesta, mencionó la palabra comunismo, en China se hizo el silencio pero porque el gobierno decidió censurar esa y otras partes del discurso por considerarlo no apto para los chinos.

 

Así, mientras se seguía en vivo por televisión el discurso, cuando la traductora llegó a traducir "comunismo", su voz se perdió y cesó la transmisión, como si hubiera habido problemas del satélite. Igualmente fue censurada la traducción al chino en varios sitios de Internet que estaban transmitiendo y traduciendo el evento.

 

Otra parte censurada de la versión en chino del discurso presidencial fue aquella en donde Obama se refería a los líderes que culpan al occidente de todos sus males, así como aquella otra sección en donde asegura a los líderes que llegaron al poder mediante la corrupción, el engaño y el silenciamiento de los disidentes, que están en el lado equivocado de la historia.

 

Según los analistas internacionales, el gobierno de China está preocupado con la llegada del nuevo presidente, pues temen que sea menos amigable que la administración Bush y que ignore los esfuerzos que se han llevado al cabo para fortalecer los vínculos bilaterales entre China y Estados Unidos.

 

Fuente BBC News
www.miabogadoenlinea.net