En los Estados Unidos existe la tradición de que a fin de año el Presidente otorgue el perdón o la absolución de sus penas a algunas personas acusadas de haber cometido algún crimen o conmute sus penas.

 

Este año el Presidente Bush otorgó el perdón a 19 personas y conmutó una pena. Entre los absueltos se encuentra Charlie Winters, un irlandés de Boston que en su momento ayudó a la creación del Estado de Israel de manera activa, habiendo piloteado incluso un bombardero sobre el Atlántico.

 

Pero aunque fue un héroe para el estado de Israel y recibió el reconocimiento directo de Golda Meier como un valioso ayudante en la creación de ese estado, para los Estados Unidos Charlie Winters había cometido un delito al haber violado la Ley de Neutralidad de 1939 y al haber roto el embargo de armas a Israel.

 

Charlie Winters falleció en 1984 como un criminal en Estados Unidos y es hasta hoy que con este perdón se limpia su memoria, como lo expresó su abogado y su hijo y algunos otros miembros de la comunidad judía como Steven Spilberg que buscaron esta absolución presidencial. Cabe señalar que es el segundo perdón post mortem que se otorga.

 

Y con el perdón a Charlie Winter, vino otro perdón que ha generado mucha controversia en los Estados Unidos y se trata del otorgado a Isaac Toussie quien fue acusado de fraude en la construcción de varias casas. Algunas de sus víctimas siguen pagando el alto precio de haber comprado una propiedad inmobiliaria a este hombre, ya que con ello perdieron su patrimonio familiar.

 

De acuerdo con el New York Daily News, la carrera delictiva de Toussie inicia con su padre, Robert, quién hizo parte de su fortuna mediante actos de corrupción y de estafas al publico y se cuestionan si el Presidente Bush desconocía esta historia delincuencial como para haber otorgado la absolución.

 

Y como cada año la controversia también radica en todos los nombres que se quedaron fuera de la lista de personas perdonadas en los Estados Unidos, ya que hay diferentes grupos que apoyan distintas causas de diferentes condenados.

 

Fuente New York Times

www.miabogadoenlinea.net

{lodposition aaa}