La Organización Panamericana de la Salud, OPS, dio a conocer un nuevo plan de acción sobre la seguridad vial en los países del continente Americano a fin de prevenir los traumatismos ocasionados por accidentes de tráfico, primera causa de mortalidad de personas entre 5 a 14 años y segunda entre personas de 15 a 44 años.

 

El documento establece varios compromisos de los estados miembros para implementar políticas de prevención de accidentes de tráfico, entre los que se cuenta la elaboración de planes nacionales para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial que abarca de 2011 a 2020.

 

De esta manera se pretende que se incluya en las legislaciones medidas que ayuden a disminuir los factores de riesgo de accidentes como el respeto a la velocidad máxima, el límite de consumo de alcohol en conductores y el uso del cinturón de seguridad, cascos y asientos para niños.

 

Para cumplir estos objetivos, se propone que en cada estado se cree un organismo o autoridad que coordine las actividades nacionales en materia de seguridad vial y que sea multisectorial.

 

Este plan también propone mejorar las políticas de transporte público masivo, integrando criterios de seguridad, equidad y accesibilidad que promuevan el ejercicio de los derechos humanos; Contar con servicios estructurados e integrados de atención prehospitalaria para las víctimas de traumatismos resultantes del tránsito; Promover el desarrollo de la infraestructura que favorezca los desplazamientos seguros de todos los usuarios de las vías en ciudades y carreteras, especialmente de  peatones, ciclistas y motociclistas, quienes son los usuarios más vulnerables; y, mejorar la calidad de los datos sobre las víctimas para que las tasas de mortalidad y morbilidad puedan reflejar las características de los lesionados.

 

De acuerdo con cifras de la OPS en nuestro continente, en promedio el 80% de las víctimas de siniestros viales son hombres. Las colisiones en las vías de tránsito causan cerca de 140.000 muertes por año y el número estimado de lesionados supera los 5 millones. El 39% de las personas que fallecen en la región por traumatismos causados por el tránsito son peatones, ciclistas o motociclistas, en tanto el 47% son ocupantes de vehículos.

 

En México se han estado haciendo esfuerzos para mejorar esta seguridad vial, como la iniciativa que pretende cancelar la licencia a conductores ebrios en Chihuahua.

 

Pero en nuestro país queda un tema pendiente en atención a los ciclistas y peatones para la implementación de medidas de seguridad pues con la controversia ciclista surgida por los comentarios del periodista Ángel Verdugo quedó de manifiesto que pese a la mayor vulnerabilidad, en México la protección a peatones y ciclistas está supeditada a los conductores de vehículos automotores.

 

 

Más información OPS/OMS

 

www.miabogadoenlinea.net