El Tribunal Especial para Líbano confirmó este miércoles las acusaciones contra cuatro personas por el homicidio del entonces primer ministro Rafik Hariri y 21 personas más ocurrido el 14 de febrero de 2005.

 

Los jueces de primera instancia resolvieron con esta decisión confirmar el levantamiento del secreto que se cernía sobre el sumario de la acusación bajo el argumento de que existen suficientes evidencias para sujetar a estos acusados a proceso, lo que no significa una declaración de culpabilidad ya que eso tendrá que ser determinado en el juicio mismo.

 

El Tribunal Especial para Líbano ya había dado a conocer el nombre de los cuatro acusados al gobierno de Líbano, sin haber dado a conocer sus identidades públicamente a fin de que se hicieran los arrestos en un plazo de 30 días pasados los cuales el Tribunal daría a conocer los nombres de los acusados, sus fotografías y algunos datos biográficos, como se ha hecho ya que ninguno de los acusados ha sido arrestado.

 

Los cuatro hombres acusados están relacionados con el Hezbolá, y uno de ellos, Mustafá Bedreddine, es uno de los altos mandos del movimiento shiíta en Líbano. Está acusado de haber dirigido la operación en la que se hicieron explotar 2,500 Kg. de explosivos en un vehículo de la comitiva de Hariri en Beirut en febrero de 2005.

 

El actual gobierno de Líbano tiene fuertes lazos con el Hezbolá por lo que no es muy probable que se hagan estos arrestos sobretodo porque la facción política de ese movimiento se ha manifestado en contra del establecimiento de este Tribunal Especial establecido en colaboración con la ONU.

 

 

Más información ONU

 

www.miabogadoenlinea.net