Este lunes por la mañana, la Suprema Corte de los Estados Unidos decidió por unanimidad que no procede la acción colectiva de empleadas y ex empleadas de Walmart por discriminación.

 

Con esta decisión se falló a favor de la empresa que argumentaba que no procedía el juicio como uno solo, aglutinando el reclamo de más de 1.6 millones de mujeres que dicen haber sido discriminadas laboralmente por Walmart debido a su género.

 

En la demanda se argumentaba que en Walmart se paga por trabajo igual menos a las mujeres y que sus posibilidades de ascenso son menores. Para demostrarlo no se presentaron los casos personales y particulares sino estadísticas y una que otra situación particular sobre discriminación.

 

Por los fundamentos de la demanda, los ministros de la Corte señalaron que no se cubrían los requisitos para fundar una demanda colectiva, ya que no se presentaban situaciones de hecho o de derecho comunes a todos los casos que se pretendía litigar mediante la acción colectiva.

 

Pese a que acordaron que no procedía esta demanda como acción colectiva, cuatro ministros disidentes señalaron que una demanda colectiva de gran magnitud puede proceder si se logra demostrar un vínculo entre todos los casos, reduciendo los casos necesarios para configurar una demanda colectiva.

 

Con este fallo, la Corte Suprema revierte la decisión de la Corte de Apelaciones del 9° Circuito con sede en San Francisco, California, que había fallado a favor de que se procediera como una acción colectiva.

 

Negada la acción colectiva, que de haber sido aceptada hubiera sido la más grande en la historia del derecho de los Estados Unidos, las mujeres que reclaman la discriminación tendrán que proceder en lo individual lo que las coloca en desventaja pues Walmart tendrá menor presión para negociar y llegar a un acuerdo y ofrecerá una compensación económica menor.

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net