Después de la reelección de Evo Morales como presidente de Bolivia, la conformación y estructura del poder judicial del país andino fue reformada constitucionalmente a fin de que los magistrados de los órganos judiciales fueran elegidos por la población a través del voto.

 

Esta reforma se empieza a implementar en estas fechas, habiéndose abierto este lunes el período de siete días para que la población en general presente las impugnaciones que considere oportunas a los candidatos registrados.

 

Son 350 los candidatos preseleccionados para ocupar cargos en cuatro órganos del poder judicial, siendo 56 candidatos para el Tribunal Constitucional, 131 para el Tribunal Supremo de Justicia, 48 para el Tribunal Agroambiental y 115 para el Consejo de la Magistratura.

 

Las impugnaciones serán presentadas mayoritariamente por legisladores de la oposición que señalan que el 60% de los candidatos está ligado con el partido oficialista del actual presidente y que ello supone una pérdida de independencia del poder judicial frente al ejecutivo.

 

Auque la senadora presidente de la Comisión de Justicia Plural de la cámara alta, Sandra Soriano, señaló que el oficialismo cuidó de preseleccionar solo a aquellos candidatos que cumplen los requisitos establecidos por la ley, dejando fuera de las listas a candidatos con amplia experiencia judicial pero que no cumplían dichos requerimientos. Y agregó que las impugnaciones deben estar fundadas y no realizarse en base a antipatías personales.

 

Los siete días para presentar las impugnaciones concluyen el próximo domingo e incluyen dos días feriados y los dos días del fin de semana por lo que se trata de un período relativamente corto para reunir y presentar la documentación que avale las impugnaciones.

 

Después de esta etapa los preseleccionados serán entrevistados por el poder legislativo para evaluar sus méritos y capacidad y generar las listas que serán votadas por los bolivianos el próximo 16 de octubre.

 

Más información La Razón

 

www.miabogadoenlinea.net