Imprimir

Este lunes 14 de febrero terminó en Ecuador uno de los litigios que enfrentan al estado ecuatoriano y a la empresa petrolera Chevron por daños al medio ambiente en la región amazónica de Sucumbíos. El litigio comenzó en 2003 después de que un tribunal en los Estados Unidos se declarara incompetente para conocer del caso y declarara que la competencia pertenecía a los tribunales ecuatorianos.

 

Se trata de un largo litigio que estuvo lleno de problemas de uno y otro lado y en donde varios funcionarios gubernamentales de Ecuador fueron acusados de corrupción.

 

La causa principal versa sobre la reparación del daño ecológico producido en la zona por la disposición de desechos. Los daños fueron ocasionados por Texaco, empresa que posteriormente fue adquirida por Chevron, pero que, de acuerdo con la empresa, compensó en un tercio los daños de las piscinas de desechos petroleros en la década de los 90, habiendo firmado acuerdos con el gobierno ecuatoriano.

 

Chevron argumenta también que al haberse unido en el consorcio para la exploración y explotación de petróleo el gobierno ecuatoriano, la responsabilidad de los daños ocasionados pertenece ahora a la empresa estatal Petroecuador, que es la que no ha cumplido.

 

Originalmente el gobierno ecuatoriano solicitaba una compensación de unos $40 mil millones de dólares, cifra que fue ajustada por un perito a $27 mil millones de dólares y que el juez, al dictar sentencia este lunes pasado, dejó en $8.646 millones de compensación a las comunidades indígenas más un 10% adicional por reparación de daños a nombre de las comunidades indígenas.

 

Sin embargo la sentencia no se puede ejecutar aún ya que, con fundamento en el Tratado de Inversión Bilateral firmado entre Ecuador y Estados Unidos, la empresa inició en 2009 un proceso ante la Corte Permanente de Arbitraje de la Haya, panel que resolvió la prohibición temporal de la aplicación de cualquier sentencia emitida contra la petrolera.

 

Además de ello, el vocero de Chevron declaró que apelarán la sentencia porque lo consideran injusto por no estar apegado a la evidencia científica y legítima y la calificó como “producto de un fraude”. De esta manera la decisión será recurrida ante los tribunales ecuatorianos y de ser necesario ante instancias internacionales, por lo que es un asunto que dista mucho de haber finalizado.

 

Por otro lado, los abogados que llevaron la demanda fueron demandados en Nueva York por asociación para delinquir y la semana pasada se emitió una orden temporal de restricción para que los demandantes cobren compensaciones para hacer cumplir cualquier decisión legal en contra de Chevron.

 

Ecuador es uno de los primeros estados en haber protegido constitucionalmente los derechos de la Madre Tierra o Pacha Mama.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net