Tras la caída de los regímenes en Túnez y Egipto, otras naciones de Medio oriente se esfuerzan por prevenir manifestaciones y evitar el derrocamiento de sus gobiernos. Uno de estos casos es Irán, país donde se anunció el domingo pasado la creación de tribunales especiales para juzgar los delitos cometidos por los medios de comunicación.

 

De acuerdo con el gobierno de Irán, estos nuevos tribunales se crean para que existan en ellos especialistas y mayor disponibilidad de tiempo y dinero para ventilar los delitos y faltas de los medios, pero para los periodistas iraníes opositores al régimen se trata de un mecanismo de control en donde al haber más tiempo y dinero disponible, se podrá censurar con mayor antelación a las voces opositoras.

 

Las manifestaciones sociales no son ajenas a Irán. En 2009 después del controvertido triunfo electoral del actual presidente Mahmoud Ahmadinejad, el país vivió tensos momentos cuando miles de ciudadanos salieron a las calles a protestar por el resultado electoral, argumentando fraude. Estas manifestaciones fueron reprimidas violentamente que llevaron a la detención de cientos de activistas, muchos de los cuales fueron sentenciados a la pena de muerte.

 

Pese a lo anterior y amparados por el ejemplo de Egipto, en Irán se convocaron manifestaciones este lunes, lo que llevó al gobierno a vigilar y censurar algunos sitios de Internet para evitar la información sobre las manifestaciones, aunado al anuncio de la creación de los tribunales especiales para juzgar a los medios, como una velada amenaza.

 

Quizá la creación de estos nuevos tribunales sea una demostración de  Mahmoud Ahmadinejad a los clérigos iraníes de que no es ni débil ni liberal, como se filtró por Wikileaks a través del diario español El País, en documentación que narra que en enero de 2010 en una discusión en el Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Alí Jafari, abofeteó a Ahmadinejad quien pedía mayor tolerancia y libertad de prensa en las manifestaciones que protestaban por su victoria electoral.

 

De acuerdo con la fuente iraní citada en el documento, el presidente dijo que "la gente se sentía asfixiada", lo que encolerizó a Jafari, quien contestó: "Estás equivocado. Eres tú quien ha creado este caso. ¿Y encima dices que le demos más libertad a la prensa?" y lo abofeteó en la cara.

 

La prensa opositora, a decir de un vocero, está lista a pesar de las amenazas, para seguir con su labor.

 

Más información CNN

 

www.miabogadoenlinea.net