Uno de los casos más publicitados en materia de descargas ilegales en Gran Bretaña ha dado un importante giro después de que la firma que lleva el caso contra 26 personas, ACS: Law anunciara ante el juez de la causa que se desiste de la acción debido a amenazas de muerte que ha recibido el abogado de la firma Andrew Crossley.

 

ACS: Law es representante de MediaCAT que a su vez representa los derechos de varios creadores. El despacho inició su labor enviando miles de cartas a diferentes usuarios de la red en las que les notificaba que sabían de las descargas ilegales y se les proponía pagar 500 libras como compensación por el daño o de lo contrario el caso en su contra sería litigado. De estas cartas, 26 personas decidieron litigar el caso.

 

La defensa de los usuarios acusados de descargas ilegales radicó principalmente en el hecho de que no es posible identificar precisamente a una persona por la dirección IP de la conexión. Los abogados de la defensa señalaron además que las personas que habían recibido las cartas podían demandar por acoso a ACS: Law.

 

Desde el inicio del caso se cuestionó al abogado Crossley de ACS: Law, ya que trascendió que nunca había sido su intención litigar el caso sino ganar el dinero llegando a acuerdos con los posibles demandados, y de lo recuperado, el 65% era para el despacho. El abogado Crossley negó esta situación, pero tras leerse su comunicado en el que se desistía de la acción el juez de la causa manifestó dudas sobre la seriedad de este litigio.

 

Pese al desistimiento de la acción el juez manifestó que al no encontrarse en la sala los directamente afectados por las descargas ilegales de los 26 acusados, es decir, los propietarios de los derechos de autor, no se podía simplemente cerrar el caso por lo que será en las próximas semanas en que de a conocer su decisión sobre esta situación. Analistas en la materia están especulando sobre la decisión del  juez ya que el gobierno británico ha implementado una política de persecución contra las descargas ilegales.

 

Por el momento las cartas hacia los usuarios, tanto de ACS: Law como de otro despacho que siguió la misma línea de acción han cesado, hasta que no se decida sobre el caso contra estas 26 personas acusadas que descargaron ilegalmente material de la red, particularmente películas pornográficas.

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It