El ex presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez falleció el pasado 25 de diciembre a los 88 años de edad en Miami, lugar donde fijó su residencia tras haber salido de su país en 1999 después de haber cumplido una sentencia de prisión por malversación de fondos.

 

Inicialmente se había declarado que los restos del ex presidente serían enterrados en los Estados Unidos el miércoles de esta semana debido a que había expresado a su familia que no deseaba ser enterrado en Venezuela mientras no hubiera libertad.

 

Sin embargo, el entierro de quien fuera presidente de Venezuela en dos períodos, de 1974 a 1979 y de 1989 a 1993, se convirtió en motivo de disgusto entre sus dos familias: la de su esposa Blanca Rodríguez de Pérez y la de su pareja por muchos años, Cecilia Matos.

 

Blanca Rodríguez de Pérez interpuso acción legal para evitar el entierro de su marido en Miami aduciendo que los restos debían ser repatriados a Venezuela y que ella, al seguir siendo la legítima esposa de Pérez, era la única que estaba legalmente facultada para tomar la decisión sobre el destino final de los restos del ex presidente.

 

La familia de Carlos Andrés Pérez en Miami terminó por acceder a la petición de la esposa y lo dieron a conocer en un comunicado de prensa en el que manifestaron que "En la presente hora de Venezuela, el amor hacia ésta y hacia sus grandes hombres hay que prodigarlo. Repatriarlo es una manera de rendirle tributo, por lo tanto ni Cecilia Matos (su compañera), ni sus hijas, María Francia y Cecilia Victoria, van a convertirse en obstáculo''.

 

La realidad sin embargo, es que Cecilia Matos, quien probablemente sostuvo la mano del ex presidente en sus últimas horas de vida y quien conocía sus deseos, era la amante del ex presidente y no la legítima esposa por lo que carecía de derechos para tomar decisiones de este tipo.

 

Situaciones como ésta en donde tras el fallecimiento del hombre se presentan problemas entre la esposa y la pareja de hecho son de todos los días, pero son el claro ejemplo de que una vez que un matrimonio tomó la decisión de separarse, lo consecuente es concluir con el proceso de divorcio a fin de evitar estos y otros incidentes que pudieran parecer injustos, pero que son legales.

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net