Imprimir

El 18 de agosto de 1989 quien fuera candidato a la presidencia de Colombia, Luis Carlos Galán, fue asesinado mientras se preparaba para un discurso de su campaña en la localidad de Soacha, en el departamento de Cundinamarca.

 

Tres años después del magnicidio se responsabilizó como principal autor intelectual al narcotraficante más buscado en ese momento, Pablo Escobar Gaviria, así como a Gonzalo Ramírez Gacha, alías El Mexicano, otro narcotraficante fallecido al momento de dictaminarse su responsabilidad en el crimen.

 

Los autores materiales del crimen, pertenecientes a un grupo paramilitar, señalaron también como responsable al ahora general retirado Miguel Maza Márquez, quien en el momento del homicidio era director del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, organismo encargado de proporcionar la seguridad al candidato.

 

El general Maza fue investigado y se inició proceso en su contra por su presunta participación en el magnicidio y se le acusó de un delito de lesa humanidad. Sin embargo, tras cinco meses de haber estado detenido preventivamente, el general fue puesto en libertad porque el fiscal del caso aceptó el argumento de la defensa que esgrimía que el general gozaba de fuero y de acuerdo con una decisión de la Suprema Corte de Justicia de Colombia el fuero se hace extensivo a los funcionarios que cometen delitos en desarrollo de sus funciones. La procuraduría contra argumentó que la participación del general no fue en ejercicio de sus funciones como director del DAS, por lo que carecía de fuero.

 

En septiembre pasado, la procuraduría solicitó a la fiscalía que se llamara a juicio al general Maza y en su escrito justificaba la petición señalando que estaba probado que Maza Márquez "no solo se enteró con antelación del atentado que se cernía en contra del candidato, pudiendo evitarlo, sino (que) coadyuvó para el éxito de la empresa criminal cambiando y debilitando el esquema de seguridad" de Luis Carlos Galán. 

 

Debido a esta solicitud se dictaron medidas de aseguramiento a Maza, como presunto autor de homicidio con fines terroristas y el pasado jueves 25 de noviembre se dictó la acusación y el general Maza, quien siempre se ha declarado inocente, se entregó  a las autoridades para que comience un nuevo juicio en su contra esta vez como coautor de homicidio con fines terroristas.

 

El homicidio de Luis Carlos Galán se trató de un acontecimiento que sacudió a toda Colombia como sucedió en México el 23 de marzo de 1994 con el asesinato del también candidato presidencial Luis Donaldo Colosio. La diferencia es que allá se sigue investigando y procesando responsables mientras que en México nos quedamos con el asesino solitario y un vago recuerdo de lo sucedido, como si su muerte no hubiese significado nada en la historia de nuestro país.

 

Más información El Tiempo

 

www.miabogadoenlinea.net