Un vocero del comité organizador de los Premios Nobel declaró que es probable que en la ceremonia de este año se prescinda de la entrega física del diploma y la medalla del Nobel de la Paz otorgado a Liu Xiaobo debido a que ni el galardonado ni sus familiares cercanos podrán acudir a la ceremonia para recibir el premio.

 

Liu Xiaobo fue elegido este año como ganador del Nobel de la Paz por sus años de lucha a favor de los derechos humanos en China, aunque para su gobierno se trata de un delincuente que ha cometido actos de subversión por los cuales fue juzgado y está purgando once años de prisión.

 

Cuando se dio a conocer su nombre como ganador del premio, el gobierno de China reaccionó fuertemente contra Noruega y advirtió que la entrega de dicho premio podría significar dificultades en las relaciones diplomáticas entre ambos países.

 

Las reacciones gubernamentales no solo fueron hacia el exterior, sino que también se reforzó la seguridad y vigilancia hacia los activistas a favor de los derechos humanos y para asegurarse que no se entregara el premio, se ordenó colocar bajo arresto domiciliario a Liu Xia, esposa de Xiaobo, quien por esa razón está impedida de abandonar el país para acudir a la entrega del premio en representación de su esposo.

 

Los hermanos de Xiaobo están siendo vigilados y no pueden hacer comentarios al respecto ni abandonar el país, medida que se ha impuesto a otras personas para evitar su asistencia a la ceremonia en Oslo, Noruega.

 

Así, el mes pasado, bajo inciertos argumentos legales, se detuvo la salida del país de dos abogados de derechos humanos quienes debían atender a una serie de conferencias en Londres y a quienes sin una sólida fundamentación les fue retenido el pasaporte.

 

La ceremonia, sin embargo, se efectuará y será leído el discurso de aceptación de Liu Xiaobo, aunque la entrega física del diploma, medalla y premio de $1.5 millones de dólares tendrá que ser pospuesta hasta que algún familiar cercano del ganador pueda acudir a Oslo a recoger los premios.

 

En la historia de los Premios Nobel de la Paz, Xiaobo es la tercera persona a quien se nombra como ganador estando en prisión. En 1935 le fue entregado al pacifista alemán Carl von Ozzietsky, quien se encontraba recluido en un campo de concentración, situación que fue negada por el gobierno nazista y en 1991 fue galardonada Aung San Suu Kyi quien estaba bajo arresto domiciliario en Birmania. Ella fue liberada el domingo pasado después de haber pasado los últimos quince años encerrada en su casa por órdenes de la junta militar de ese país.

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It