Una corte militar de Líbano sentenció el pasado jueves al clérigo musulmán radical Omar Bakri, acusado de terrorismo por efectuar un movimiento en ese país para debilitar al gobierno.

 

Bakri, nacido en Siria, reside actualmente en Trípoli, Líbano después de que abandonara en 2005 Inglaterra, en donde estaba en calidad de asilado político y donde residió más de 20 años.

 

Omar Bakri inició en la Gran Bretaña grupo radicales musulmanes y tras los ataques de julio del 2005 de Londres declaró que los culpables de los ataques eran el gobierno británico y el público. Tras sus declaraciones dejó el país, pero fue arrestado en Líbano por sus declaraciones sobre el gobierno libanés.

 

De acuerdo con declaraciones de Bakri, nunca fue debidamente notificado del juicio que se seguía en su contra porque no fue emitida ninguna orden de arresto en su contra, por lo que el juicio se llevó en su ausencia con lo que denuncia que no se le otorgó la garantía de un debido proceso.

 

La sentencia a prisión de por vida ya le fue notificada, pero Omar Bakri no ha sido detenido. Por ley, tiene 15 días para apelar esta sentencia.

Junto con Bakri se han juzgado por terrorismo otras 53 personas, algunas de las cuales ya se encuentran en prisión.

 

La importancia de la sentencia a Bakri radica en que se sospecha de que tiene cercanos vínculos con al-Qaeda.

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net