En Birmania los rumores son crecientes respecto de la liberación de la activista política, galardonada con el premio Nobel de la Paz en 1991, Aung San Suu Kyi, quien ha estado bajo arresto domiciliario durante 15 años por órdenes de la junta militar de ese país.

 

De acuerdo con su sentencia, el arresto domiciliario al que ha estado sometida vence este domingo y se cree que la junta militar podría firmar la liberación de la mujer de 65 años, aunque posiblemente condicionada a que no participe en actividades políticas.

 

En agosto del año pasado, tras el incidente del ciudadano estadounidense por el cual fue acusada de violar su arresto domiciliario, la política fue condenada a cumplir 18 meses más de arresto domiciliario por lo que no pudo participar en las elecciones sostenidas en su país a principios de mes, las primeras que se celebran en 20 años.

 

 

El abogado de Aung San Suu Kyi declaró que no existen razones legales para retenerla un día más bajo el arresto domiciliario por lo que la liberación tendrá que ser concedida aunque manifestó que la activista no está dispuesta a aceptar una liberación condicionada porque en todos los años de persecución política nunca ha aceptado una libertad a medias.

 

Los resultados preeliminares de las recientes elecciones señalan que la mayoría parlamentaria en Birmania fue ganada por el Partido de Unión Solidaria y Desarrollo, respaldado por los militares, quienes se reservaron para sí la cuarta parte de los escaños en ambas cámaras, por lo que el país sigue bajo el control militar ya que los cambios constitucionales deben ser aprobados por más del 75% de los votos.

 

En 1990, año en que se celebraron las anteriores elecciones, resultó ganadora la Liga Nacional Democrática, partido al cual los militares no le permitieron tomar posesión del gobierno. Este partido fue disuelto por órdenes gubernamentales al no haber participado en las elecciones de 2010.

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net

Pin It