Como muchos usuarios del iPhone 3G y el 3GS, Bianca Wofford actualizó el sistema operativo de su equipo de iOS3 a iOS4, supuestamente con mejoras en el programa, pero según palabras de la usuaria, su teléfono se volvió el equivalente a un costoso “pisa papeles”, por lo que demandó a Apple, Inc.

 

La demanda señala que Apple realizó “prácticas de negocios indeseables, deshonestas y engañosas” ya que la actualización de iOS genera "una pérdida significativa y extendida de la funcionalidad de los equipos, la pérdida de aplicaciones, pérdida de uso, y una substancial degradación en el rendimiento para todos los propietarios y consumidores de la tercera generación del iPhone de Apple."

 

En la demanda también se acusa a Apple de inducir intencionalmente a los consumidores a actualizar los equipos iOS4 aduciendo falsamente que con el nuevo software se obtendrán "beneficios, cualidades y mejoras para los equipos", siendo que la única intención, según Wofford, es forzar a los propietarios de iPhone 3G y 3GS a cambiar a la versión más reciente de los equipos, el iPhone 4.

 

La anterior declaración, según la demanda, queda probada ya que los sitios de la compañía ya no permiten restaurar los iPhones al sistema operativo anterior y cualquier intento de reinstalar el iOS3 pondría en riesgo la garantía del equipo.

 

La demanda es una acción colectiva, a favor de todos los consumidores residentes en California, y alega prácticas desleales de la empresa, publicidad engañosa y violaciones a la Ley de Recursos Legales para el Consumidor (Consumer Legal Remedies Act).

 

Wofford busca impedir que Apple siga promocionando el iOS4 y una indemnización de cinco mil dólares para cada uno de los consumidores afectados.

 

Esta, por supuesto, no es la primera demanda impulsada por los clientes descontentos con los productos de Apple. En junio, dos consumidores de San Francisco demandaron a Apple por los problemas de conectividad del iPhone4, inclusive, también han recibido demandas en contra del iPad en las que se señala que el equipo se sobrecalienta y no puede ser utilizado en la luz directa del sol.

 

Más información en Consumer Affairs

 

www.miabogadoenlinea.net