La Corte Europea de Derechos Humanos declaró ilegal la prohibición impuesta desde 2006 a los desfiles del orgullo gay en Moscú, Rusia.

 

El alcalde de Moscú en aquel momento, Yuri Luzhkov, , no sólo no permitía las marchas sino que al realizarse sin autorización, eran reprimidas por la policía. En apoyo de la prohibición del desfile gay de Moscú, el gobierno ruso sostuvo que “la propaganda homosexual es incompatible con las doctrinas religiosas y la moral pública".

 

Las autoridades de Moscú argumentaron ante el tribunal que esas manifestaciones fueron prohibidas formalmente “para proteger el orden público, la salud, la moral y los derechos y libertades de los demás, así como para evitar disturbios." Agregó además que se habían recibido numerosas peticiones en contra de las marchas, por lo que se podrían generar reacciones negativas - incluida la violencia - contra los participantes, que a su vez podría llevar a desórdenes públicos y disturbios en masa.

  

El tribunal señaló que la decisión de las autoridades moscovitas violaron el artículo 11 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que dice que “toda persona tiene derecho a la libertad de reunión pacífica” y los manifestantes debieron ser protegidos en contra de aquellas personas que se pudieron haber sentido ofendidas, además de los manifestantes también tenían el derecho de expresarse sin temor a ser agredidos.

 

También se considera que se violó el artículo 13, derecho a una acción eficaz, ya que no existía ninguna norma que facultará a las autoridades a evitar la celebración de las manifestaciones, y por tanto tampoco un recurso eficaz en contra de esa decisión.

 

Finalmente se considera que se violo el artículo 14 de la Convención que prohíbe la discriminación, ya que la principal razón para no permitir las manifestaciones fue que las autoridades consideraron que se promovía la homosexualidad. En particular por las declaraciones del alcalde de Moscú que tienen un vínculo innegable con la prohibición.

 

El tribunal condenó a Rusia a pagar a los organizadores de los eventos del Orgullo Gay 29,510 Euros por daños y perjuicios y costas judiciales.

 

La decisión aun no es definitiva, ya que puede ser apelada.

 

 

www.miabogadoenlinea.net