Imprimir

En Brasil, el diputado Lindolfo Pires, desde el pasado 19 de agosto inició su campaña para la reelección utilizando una versión modificada del tema "Beat it" de Michael Jackson, sustituyendo “Beat it” por Pires, por supuesto, la compañía Sony demandó al candidato por violar los derechos de autor de la discográfica.

 

Otros candidatos brasileños también han utilizado fragmentos de temas ampliamente conocidos como "We Will Rock You"  o "Macarena", pero este fenómeno no es nuevo.

 

 

En Colombia, en las pasadas elecciones presidenciales, alguien subió un video a YouTube apoyando al candidato Santos, utiliando para ello una canción del cantante Juanes, situación que generó un reclamo por parte del artista.

 

En Perú, en las elecciones de 2006 el candidato a la presidencia Rafael Belaúnde utilizó sin autorización la canción “Pa'lante” del compositor chileno Alberto Plaza generando el rechazo del autor chileno y las disculpas de Belaúnde.

 

En Estados Unidos existen varios casos en los que también se han violado los derechos de autor, como el de un poster de Obama cuando era candidato, que esta basado en una foto propiedad de Asociated Press o la controversia entre Don Henley  y el candidato al Senado de ese país, Chuck DeVore, por el uso no autorizado de las canciones “The Boys of Summer” y “All She wants to do is Dance” a las cuales se les altero la letra. Actualmente está surgiendo la controversia por el uso por parte del candidato a diputado de New Hampshire Sean Mahoney por utilizar la canción "Cruel Summer" para criticar a su contrincante.

 

En México, en Chihuahua, el precandidato del PAN a la presidencial municipal de la capital del Estado, utilizó en su campaña el logo del navegador para Apple y Mac “Safari”. En Veracruz el candidato del PRI  a gobernador alteró la letra de la canción “This time for Africa (Waka waka)" de Shakira para promocionar su figura.

 

Lo que queda claro es que los políticos en general y sus equipos de campaña no tienen el menor empacho en hacer lo necesario para alcanzar la victoria, aunque esto implica violar la ley y los derechos de autor, las creaciones intelectuales, de otros. No siempre existen demandas, pero pueden llegar las épocas en que eso cambie.

 

www.miabogadoenlinea.net