La llegada del mundial a Sudáfrica ha traído una gran actividad para las firmas legales, en distintos aspectos, y es un ejemplo de como el derecho siempre se encuentra vinculado a las actividades de la sociedad, inclusive las deportivas. 

 

Uno de los despachos más grandes del país africano, ENS, ha asesorado al Comité Organizador de la Copa del Mundo en contratos tan diversos como telecomunicaciones, construcción, energía, agencias de viajes y licencias de jugadores. 

 

 

Uno de los capítulos destacados es la defensa de la propiedad intelectual propiedad de la FIFA, que ha otorgado licencias exclusivas para el uso de las palabras “Copa del Mundo” (World Cup) y los símbolos relacionados con las mismas que incluyen la marca. Por supuesto, aquellos que venden mercancía sin las licencias adecuadas han requerido de asesoría en materia de propiedad intelectual o, en el extremo, en materia penal. Ya se han reportado 50,000 casos de lo que llaman “marketing de emboscada”.

 

También se han presentado casos sobre prácticas monopólicas como es el de un presunto acuerdo entre las líneas áreas SA Airlink, BA/Comair, Mango, SA Express, South African Airways (SAA) y 1Time, para pactar precios.

 

También se esperan problemas por la llamada zona de exclusión, prevista en las políticas de FIFA, que prohíbe a las personas que no son patrocinadores autorizados, hacer negocios, sin la debida licencia o autorización, 500 metros alrededor de los lugares en donde se realicen los eventos del mundial.

 

Asimismo se ha otorgado asesoría sobre posibles reclamaciones provenientes de espectadores que sufran pérdida del oído como resultado del ruido de las “vuvuzelas” o trompetas, muy populares en los partidos de futbol.

 

Y lo que vendrá después.

 

Fuente: The Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net