British Petroleum, BP, está en uno de sus peores momentos tras el rompimiento de un pozo en el Golfo de México y el derrame de petróleo.

 

No solo están ocupados intentado detener el derrame del crudo, tras haber fallado el intento del fin de semana pasado, sino que también su departamento legal está trabajando a marchas forzadas para tratar de negociar las demandas que ya tiene encima por lo sucedido.

 

Y respecto de estas demandas, ha trascendido que la semana pasada se reunieron en Nueva Orleáns, Louisiana, más de 200 abogados de los Estados Unidos a fin de iniciar una demanda colectiva que podría resultar en la más cara de la historia de ese país ya que se habla de una compensación cercana a los $20 mil millones de dólares, sin tomar en consideración el tiempo restante que dure el derrame.

 

La demanda colectiva no solo incluiría a BP, sino también a Halliburton, Transocean y Cameron International, ésta última acusada de haber fabricado una pieza clave del equipo petrolero, que falló y provocó el desastre.

 

El fundamento de la demanda radica en que BP estaba perforando a una profundidad mayor de la permitida bajo las normas de seguridad de los Estados Unidos de perforación en aguas profundas.

 

BP niega las acusaciones y se negaron a emitir declaración respecto de las acciones en su contra y se cree que la empresa empezará acción legal en contra de Transocean encargado de la plataforma petrolera que explotó el pasado 20 de abril por sus medidas de seguridad.

 

Lo anterior debido a la declaración del director ejecutivo de BP quien aseguró que su empresa se hará cargo de las labores de limpieza, pero señaló que el accidente no fue responsabilidad de la empresa ya que la falla fue del equipo de seguridad, propiedad de Transocean.

 

 

Fuente Times on Line

 

www.miabogadoenlinea.net