Imprimir

Derek Brown es un británico de 47 años, padre de 7 hijos nacidos de cuatro madres diferentes, que acaba de ser condenado por homicidio sin que se hayan encontrado los cuerpos o cadáveres de sus dos víctimas.

 

Para la justicia británica este caso es importante en sus procesos judiciales en vista de que no se tiene memoria de que se haya condenado previamente a persona alguna por dos homicidios sin tener la evidencia física de los cuerpos.

 

A Brown, quien había sido detenido previamente por violación y por robo, se le detuvo tras el análisis de pruebas de diferentes cámaras de seguridad del metro y cuando se registró su departamento, se encontró evidencia de sangre de las mujeres en las paredes, pisos y en la bañera, por lo que la policía presupone que el homicida desmembró a sus víctimas y dispuso de sus cuerpos en el Támesis.

 

Brown, según declaró un testigo, tras comprar un libro en donde se presentaban a distintos asesinos en serie y sus crueles homicidios, aspiraba a ser el siguiente asesino en serie famoso de Inglaterra. Y dadas sus aspiraciones, la policía circuló su fotografía y modus operandi por todo el país pues se cree que haya cometido otros homicidios de los cuales se desconoce.

 

Fuente Times on Line 

www.miabogadoenlinea.net