Pasillo de una prisión

Jurado encontró culpable de homicidio involuntario de cuatro adolescentes a la madre de adolescente responsable de tiroteo en escuela

El 6 de febrero, un jurado en Michigan, Estados Unidos, encontró culpable a Jennifer Crumbley, madre del responsable de un tiroteo escolar ocurrido en 2021, de homicidio involuntario, delito también conocido como homicidio por negligencia grave.

Los hechos a que se refiere este caso se registraron el 30 de noviembre de 2021, cuando Ethan Crumbley, de 15 años, sacó de su mochila la pistola semiautomática de 9 mm Sig Sauer que sus padres le compraron como regalo anticipado de Navidad. Cuatro adolescentes entre 14 y 17 años fallecieron y siete personas más resultaron heridas de gravedad. Por el tiroteo, Ethan Crumbley fue formalmente acusado de terrorismo y homicidio. En octubre de 2022 se declaró culpable de los cargos y fue sentenciado en diciembre de 2023 a cadena perpetua sin derecho a salir anticipadamente.

A diferencia de otros casos en que los padres de menores de edad responsables de estos tiroteos han sido acusados de negligencia en el cuidado de sus hijos o de abuso, la fiscal del condado de Oakland, Michigan, Karen D. McDonald, presentó cargos por homicidio involuntario a los padres de Ethan Crumbley, explicando que los padres perdieron de vista varias señales alarmantes de que su hijo estaba a un paso de la violencia, a pesar de las que le dieron acceso a un arma.

Al presentar los cargos, la fiscal expuso que un día antes del tiroteo, una maestra reportó que el adolescente había estado buscando en la red sobre municiones. “LOL, no estoy enojada contigo” escribió en mensaje de texto Jennifer Crumbley a su hijo. “Solo debes tener más cuidado que no te cachen.”

El martes, la mañana del tiroteo, los padres de Ethan fueron convocados de emergencia por las autoridades escolares porque encontraron una nota con dibujos de una pistola, una persona herida, un emoji riendo y las frases “sangre en todas partes” y “los pensamientos no paran. Ayuda.” Los padres minimizaron los hechos y convencieron a los maestros que su hijo no tenía problemas de violencia. Las autoridades escolares aceptaron que el joven permaneciera en la escuela en vista de que no tenía antecedentes de conducta violenta, pero unas horas después el joven empezó a disparar.

Frente a estos argumentos, durante el juicio, la abogada de la defensa, Shannon Smith, contraargumentó que al arma era legal y que en Michigan, al momento de los hechos, no había ninguna disposición que exigiera que el arma se guardara adecuadamente fuera del alcance de los menores de edad.

Además, expuso que la culpa no era de la madre, sino del padre por asegurar incorrectamente el arma de fuego, y de la escuela por no notificarle sobre los problemas de conducta de su hijo.

Finalmente, la abogada argumentó que la culpa recaía en el adolescente, quien planeó y llevó a cabo el ataque por su cuenta. "¿Puede cada padre realmente ser responsable de todo lo que hacen sus hijos, especialmente cuando no es previsible?", preguntó al jurado al cierre de sus argumentos.

El jurado, sin embargo, estuvo de acuerdo con la fiscal en que la madre de Ethan Crumbley es responsable de la muerte de los adolescentes, por lo que podría ser sentenciada a un término máximo de prisión de 60 años y al pago de una multa de hasta 30,000 dólares estadounidenses. Su esposo, James, también fue imputado y su proceso dará inicio el próximo mes, enfrentando los mismos cargos y potencialmente la misma sentencia.

La sentencia ha abierto el debate sobre la responsabilidad de los padres en estos terribles acontecimientos y, como cada vez que se presentan estos casos, sobre el cambio de leyes de portación de armas de fuego.

Más información theconversation.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial vinculando y citando www.miabogadoenlinea.net

Pin It