Vientre de embarazada

Primer ministro australiano ofreció la primera disculpa de estado a las víctimas de la Talidomida, usada por embarazadas

Esta semana, el primer ministro de Australia, Anthony Albanese, ofreció la primera disculpa pública a las víctimas de la Talidomida, un medicamento que fue desarrollado en Alemania para calmar las náuseas matutinas de las embarazadas, pero que ocasionó daños a los bebés por nacer.

La Talidomida era elaborada por el laboratorio alemán Grunenthal y por la empresa británica Diageo, y vendida a principios de la década de los años 60 para las madres gestantes. Se calcula que más de 10,000 niños y niñas nacieron con defectos que van desde dedos faltantes hasta casos muy graves de bebés que nacieron sin brazos ni piernas, como la australiana Lynette Rowe que en 2012 llegó a un acuerdo de compensación por daños con la farmacéutica. Actualmente, este medicamento se vende para el tratamiento contra el cáncer, lupus o SIDA.

Varios países ofrecieron disculpas públicas a las víctimas por haber permitido la venta del medicamento. Con esas disculpas llegó un fondo de compensaciones. Canadá lo hizo desde 1991 y en junio de 2009 el Congreso español autorizó al gobierno a acordar con asociaciones de víctimas, posibles indemnizaciones y los beneficios que corresponderían en materia de seguridad social.

Ese mismo año, el gobierno del Reino Unido ofreció una disculpa pública a los afectados por el uso de esta droga y creó un fondo que ayuda a unas 446 personas afectadas.

En Australia, fue hasta 2020 que se creó un fondo de ayuda a las víctimas, cuyo número exacto se desconoce, aunque se sabe que se han registrado para recibir este apoyo 140 personas. El fondo se creó a partir de un reporte de 2019 en el que se calculó que el 20 % de los casos se pudieron haber evitado si las autoridades hubieran actuado más rápidamente para prohibir el medicamento. Paradójicamente, fue un reporte australiano publicado en la revista médica The Lancet en 1961 el que alertó sobre las terribles consecuencias de la droga.

Las disculpas, sin embargo, llegan a esta semana, cuando el primer ministro Albanesa, desde el Parlamento, expresó que la disculpa se refiere a "uno de los capítulos más oscuros de la historia médica de Australia".

"A los supervivientes, les pedimos disculpas por el dolor que la Talidomida les ha infligido a todos y cada uno de ustedes cada día. Lo sentimos. Lo sentimos más de lo que podemos decir", añadió el primer ministro.

El plan financiero aprobado en Australia consta de un pago único a los supervivientes de hasta 500,000 dólares australianos, equivalentes a unos 332,000 dólares estadounidenses, además de pagos anuales de entre 5,000 y 60,000 dólares australianos.

Sobre la disculpa, Trish Jackson, de 61 años y afectada por la Talidomida, declaró a la BBC que esperaba que la disculpa diera "un poco de paz" a las familias, pero que "debió haberse hecho hace años, cuando los padres todavía estaban vivos, cuando las madres todavía estaban vivas. Algunos sobrevivientes incluso han muerto y no han podido escuchar esto".

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial, citando y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It