Ruedas de un tráiler

Juez en Florida concluye que procede demanda contra Tesla porque sabían que la tecnología del piloto automático es defectuosa

Conforme con una publicación de Reuters de este miércoles, el juez de la corte de circuito del condado de Palm Beach, en Florida, Estados Unidos, ha concluido que en la demanda presentada por un accidente de un automóvil Tesla, hay suficiente evidencia de que la empresa sabía que la tecnología del automóvil autónomo tenía defectos y la acción legal es procedente.

La demanda por daños fue presentada por la viuda de Stephen Banner, el conductor de un Tesla Model 3, que en 2019 se vio involucrado en un accidente fatal al norte de Miami, cuando chocó contra un tráiler de doble remolque que estaba dando vuelta en la carretera, acusando a la empresa de mala conducta intencional y negligencia grave.

El juez del tribunal local, Reid Scott, concluyó que la demanda es procedente porque hay evidencia suficiente de que los manuales de Tesla y el contrato de adhesión, conocido como Clickwrap, eran inadecuados, al no especificar que la tecnología del automóvil de piloto automático no detecta el tráfico cruzado.

El juez señala que el vehículo se comercializó como uno “autónomo”, para lo que se refirió a un video de 2016 en que se muestra un vehículo Tesla conduciendo sin intervención humana, con un descargo de responsabilidad que dice que la persona en el asiento del conductor solo está allí por razones legales. "El coche se conduce solo", se señalaba. El juez Scott escribió que “en este vídeo no hay ninguna indicación de que sea una aspiración o que esta tecnología no exista actualmente en el mercado”.

También hizo referencias a las varias declaraciones de Elon Musk, director de Tesla, en las que señala que el automóvil es autónomo.

Para el juez, el accidente de Stephen Banner tiene similitudes con el ocurrido en 2016, también en Florida, en el que Joshua Brown falleció porque la tecnología de piloto automático no reconoció un camión cruzado en la vía. Sobre este accidente, Tesla declaró que el conductor fue omiso en siete ocasiones a las advertencias del sistema del vehículo de que colocara sus manos sobre el volante.

Esta decisión no condena a Tesla a pagar daños y solamente da luz verde al proceso. Al final, podría llegarse a la misma conclusión que tribunales en California tomaron en dos casos que liberaron de toda responsabilidad a la automotriz fabricante.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial, citando y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It