Letrero Mental Health

Finalizado el periodo de evaluación psicológica, la fiscalía en Japón estaría por presentar acusación formal a quien asesinó a Shinzo Abe

Ha trascendido que este 13 de enero, la fiscalía japonesa presentará finalmente la acusación formal a Tetsuya Yamagami, de 41 años, por el homicidio del ex primer ministro Shinzo Abe, ocurrido el 8 de julio en Nara, Japón. Esto una vez que el plazo para realizar las evaluaciones psicológicas a Yamagami venció el 5 de enero.

El ex primer ministro falleció después de haber sido atacado por Yamagami con un arma de fuego de fabricación casera. Yamagami fue inmediatamente detenido y no ha negado haber atentado contra la vida de Shizno Abe. En sus primeras declaraciones a la policía, dijo haber disparado en contra del primer ministro por rencor hacia la Iglesia de la Unificación, de la que pensaba que el político era parte. Según ha trascendido, el rencor del detenido radica en que su madre entregó millones de yenes a la Iglesia de la Unificación, hasta quedar en bancarrota en 2002. Pese a lo anterior, la mujer, que sigue formando parte de la agrupación, ha seguido entregando dinero.

Al ser un caso de muy alto perfil, la fiscalía de la prefectura de Nara, encargada de la persecución, solicitó al tribunal que se realizara una evaluación psiquiátrica a Yamagami, para que se determine si sus facultades mentales no estaban impedidas al momento de disparar el arma y así poder construir una acusación fuerte.

Esto porque conforme con el Código Penal de Japón, las personas con capacidades mentales disminuidas no son sujetas a sanciones o las sanciones a sus delitos son reducidas. Si se determina que cometieron los actos debido a demencia, no pueden ser procesados.

Una vez que fue detenido, Yamagami fue trasladado al Centro de Detención de Osaka y desde entonces ha estado siendo evaluado para determinar si puede ser procesado penalmente por sus actos.

Esta evaluación incluye entrevistas con el detenido y sus familiares sobre su educación y las circunstancias que condujeron a los hechos, además de que se puede efectuar una prueba de coeficiente intelectual y realizar exámenes médicos que incluyen electroencefalogramas, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas del cerebro.

Una vez que el psicólogo o psiquiatra nombrado por la fiscalía presenta sus conclusiones, los fiscales sopesan los resultados para decidir si acusan al sospechoso.

En este caso, el periodo de evaluación estaba previsto para concluir a finales de noviembre, pero la fiscalía, en su deseo de presentar una acusación fuerte, solicitó a la Corte de Distrito de Nara una ampliación hasta el 17 de enero. El tribunal negó parcialmente la petición y estableció como fecha para terminar la evaluación el 5 de enero. Ahora la fiscalía está analizando si presenta o no la acusación.

Inicialmente, Yamagami fue detenido por tentativa de homicidio. Una vez que Shinzo Abe falleció, se actualizó el delito a homicidio. Además, la fiscalía podría considerar presentar un cargo adicional en relación con la ley de control de armas y de su fabricación, ya que Yamagami fabricó el arma con la que mató al exmandatario.

Una vez que se presente la acusación, la Corte de Distrito de Nara muy posiblemente conformará un jurado de escabinos o jurado popular por tratarse de un homicidio. Se trata de un panel judicial de seis saiban-in y tres jueces profesionales. Los saiban-in son ciudadanos elegidos, mayores de 20 años, con título de educación media superior como mínimo y que no pueden ser ni abogados ni políticos.

De ser así y no aplicar alguna excepción prevista en la ley para conformar este tipo de tribunal, para acortar el período del proceso y minimizar la carga de los saiban-in, los jueces, fiscales y abogados defensores se podrían reunir antes de la primera audiencia para tratar de reducir los puntos de controversia y acordar un cronograma aproximado antes del fallo. Este proceso, que generalmente se lleva a cabo a puerta cerrada, lleva varios meses.

Sin embargo, si en este caso se decide ampliar el alcance del juicio de Yamagami para abarcar no solo su motivo directo, es decir, su aparente rencor contra Abe, sino también la naturaleza de los vínculos del político con la Iglesia de la Unificación o el alcance del daño financiero infligido a la familia de Yamagami por el grupo, podría tomar aún más tiempo antes de que comience el juicio.

La motivación expresada por Yamagami para cometer el homicidio y la vinculación a la Iglesia de la Unificación de varios políticos del partido gobernante dio pie a una crisis en el gobierno del primer ministro Fumio Kishida.

Como parte de la solución a esta crisis, y para tratar de calmar los ánimos, se aprobó una ley para prohibir a organizaciones religiosas y civiles a recibir donativos basados en el miedo y otras tácticas perniciosas.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción vinculando y concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It