Manos pagando dinero

 

Gobierno de Japón presenta iniciativa de ley para prohibir a organizaciones recibir donativos basados en el miedo y otras tácticas perniciosas

Como respuesta al escándalo surgido por la afiliación de numerosos políticos japoneses a la Iglesia de la Unificación, el gabinete ha aprobado una iniciativa de ley para prohibir a las organizaciones usar el miedo o la “inspiración espiritual” para solicitar donativos.

La Iglesia de la Unificación es una organización religiosa que ha ganado poder económico porque solicita de sus seguidores sustanciosas aportaciones, lo que ha llevado a muchas personas a la ruina económica. Una de ellas, la madre de la persona que disparó y mató al ex primer ministro japonés Shinzo Abe, por la creencia de que el político pertenecía a esta organización. Shinzo Abe no era afiliado, pero después de su muerte se conoció que muchos políticos del partido gobernante y de alto rango pertenecen a esta iglesia.

La iniciativa, que la coalición gobernante pretende que sea aprobada antes del final del periodo de sesiones el 10 de diciembre, se presenta la misma semana en que la Federación de Colegios de Abogados de Japón publicó una encuesta que muestra que hay muchas personas que enfrentan dificultades como resultado de las actividades de la Iglesia de la Unificación, llamada formalmente Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial.

Los tres colegios de abogados de Tokio recibieron, entre septiembre y octubre, 309 consultas por asuntos pasados y actuales relacionados con el grupo religioso. Asimismo, hubo 253 casos relacionados con daños financieros, de los cuales, alrededor del 40 por ciento resultó en daños de 10 millones de yenes o más, y 17 casos implican daños de más de 100 millones de yenes.

La iniciativa previene a organizaciones religiosas y civiles solicitar donativos con base en el miedo, como, por ejemplo, que una entidad maligna evita la cura de una enfermedad, pero que la entidad puede ser exorcizada con la entrega de una determinada cantidad de dinero.

También prohíbe a las organizaciones recibir donativos si quien los realiza tiene que solicitar un préstamo o hipotecar su casa para allegarse del dinero.

Si los donativos se hicieron en contravención a estas prohibiciones, el donante tiene el derecho de cancelar y solicitar la devolución del donativo y, alternativamente, su cónyuge y descendientes pueden solicitar el reembolso del porcentaje que les corresponde por pensión alimenticia o compensatoria.

Por su parte, el incumplimiento de estas disposiciones supone para la organización y sus responsables hasta un año de prisión y la imposición de una multa de un millón de yenes, equivalentes a unos 7,300 dólares estadounidenses.

"El propósito de la legislación es proporcionar alivio y evitar que se repitan las solicitudes injustas de donaciones", declaró el secretario en jefe del gabinete, Hirokazu Matsuno, en una conferencia de prensa. “Hemos hecho todo lo posible para que sea lo más efectivo posible bajo el marco legal actual.”

Los miembros de la oposición señalan que, debido a los estrictos criterios que se disponen en la iniciativa, cientos de personas afectadas por la Iglesia de la Unificación, quedarán fuera de la posibilidad de ser resarcidos en los daños.

Pese a que se había solicitado que en la ley se incluyera como factor para determinar como causal de devolución del donativo el estado mental de la víctima, es decir, si se ejercía alguna especie de “control mental”, el gobierno decidió no incluir este factor y, en su lugar, regula algunos aspectos que la organización debe tener en cuenta al solicitar un donativo.

Estos aspectos incluyen abstenerse de poner al donante en un estado que comprometa su capacidad de tomar decisiones libres y sensatas o en una situación financiera difícil, y se debe aclarar el nombre del grupo que solicita las donaciones y no engañar a los donantes sobre cómo se utilizará su contribución.

Probablemente, se logre la aprobación de la iniciativa este mismo periodo de sesiones de la Dieta, particularmente porque el tema es un clavo en el zapato del gobierno del primer ministro Fumio Kishida.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción vinculando y concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It