Folder en que con lupa se lee Secret

 

Abogado de Illinois puede demandar a despacho que lo representó contra hospital por divulgar información médica al promocionarse con el caso

La Corte de Apelaciones del Primer Distrito Judicial de Illinois, Estados Unidos, concluyó que un abogado, identificado como John Doe para resguardar su privacidad, puede demandar a la firma de abogados que lo representó en un caso de negligencia médica por la revelación de su identidad.

Los sucesos que han dado origen a esta decisión se remontan a 2015, cuando la firma legal que representó a John Doe, Burke Wise Morrissey & Kaveny, ganó el caso presentado en contra de un hospital por negligencia médica.

En el caso se acusó al hospital de no haber prevenido el intento de suicidio que John Doe, de profesión abogado, cometió cuando ingresó a la sala de emergencias por alguna enfermedad mental.

El juzgado de Illinois que revisó el caso, concedió la razón a John Doe y en mayo de 2015 le adjudicó una compensación por daños de 4 millones de dólares.

Una vez que la decisión quedó firme, para promocionar sus servicios, la firma legal emitió un comunicado de prensa sobre la victoria obtenida en este caso, además de que la abogada Elizabeth A. Kaveny comentó sobre el caso en un artículo para la publicación Chicago Daily Law Bulletin.

El meollo del asunto es que tanto en el comunicado de prensa como en el artículo, los abogados proporcionaron el nombre completo de John Doe, revelando con ello su historia clínica y que padece (o padeció) una enfermedad mental.

John Doe demandó por violaciones a las leyes de confidencialidad, específicamente a la ley del estado de Illinois Mental Health and Developmental Disabilities Confidentiality Act (Ley de Confidencialidad de Salud Mental y Discapacidades del Desarrollo) y a la ley federal Health Insurance Portability and Accountability Act, HIPAA, (Ley Federal de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico).

Las y los abogados del bufete Burke Wise Morrissey & Kaveny, demandados también en lo particular, se defendieron señalando que a ellos no les aplicaba la Ley de Confidencialidad de Illinois porque ellos no habían prestado la atención médica a Doe, es decir, no tenían una “relación terapéutica con Doe”.

Además, expusieron que la información que supuestamente habían revelado, ya era pública porque John Doe había testificado en el juicio y había renunciado a la confidencialidad al exponer los detalles de su condición médica durante el juicio.

La Corte de Apelaciones, sin embargo, concluyó que John Doe tiene elementos para demandar al despacho porque la firma no está exenta de responsabilidad simplemente por no haber brindado los servicios de salud mental a Doe, además de que las supuestas divulgaciones del bufete de abogados se enmarcan en una sección de la ley de Illinois que impide que cualquier persona vuelva a divulgar información después de recibirla, a menos que se otorgue consentimiento.

Esto no significa que John Doe haya ganado el caso frente a la firma legal, sino que tendrá su día en la corte para demostrar que sus ex representantes legales infringieron su derecho a la privacidad de su información médica. El tribunal que revise el caso ponderará si tiene razón o no.

Más información abajournal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It