Manos tras las rejas

 

En Corea del Sur se presenta propuesta para facultar sujeción de delincuentes sexuales de infantes a tratamiento médico indefinido

El ministro de Justicia de Corea del Sur anunció que está revisando la legislación para presentar una iniciativa de reforma respecto de las sentencias a delincuentes sexuales de niñas, niños y adolescentes, para que puedan quedar en custodia indefinidamente, sujetos a tratamiento médico.

El anuncio del ministro Han Dong-hoon se hace frente a la incomodidad que en la sociedad surcoreana ha causado la noticia de que Kim Geun-sik, un delincuente sexual reincidente, saldrá libre este mes. En el 2000, Kim Geun-sik fue sentenciado a solo cinco años de prisión por la violación de un niño. Cuando salió en libertad en 2006, entre mayo y agosto, violó a otros 11 niños, delitos por los que fue condenado a 15 años de prisión.

Conforme con la ley actual, los delincuentes sexuales de infantes y adolescentes pueden ser sentenciados a prisión hasta un máximo de 15 años. Si antes de que se dicte la sentencia final la fiscalía lo solicita, los condenados por delitos sexuales contra menores pueden recibir tratamiento psicológico y ser aislados para recibir el tratamiento. Tratándose de homicidas, se puede solicitar un aumento de la sentencia por dos años más, hasta tres veces.

En el caso de Kim, que debía haber salido el año pasado, pero que por agresión a otro interno se le condenó a otro año de prisión, la fiscalía no solicitó que recibiera tratamiento psicológico, por lo que puede salir libre. Esta libertad, sin embargo, no será sin restricciones, pues como lo anunció el ministro Han, Kim, clasificado como pedófilo y reincidente, deberá notificar su dirección al Ministerio y se le pondrá una tobillera electrónica para rastrear sus movimientos.

La propuesta de reforma que plantea el ministro, cambiará esta situación al permitir que los sentenciados por delitos sexuales a niñas y niños menores de 13 años reciban tratamiento médico, lo que significa que podrán ser ingresados por tiempo indefinido en instituciones penitenciarias.

La reforma propone que el gobierno pueda sujetar a estos tratamientos médicos indefinidos a quienes fueron sentenciados por estos delitos, pero ya están en libertad, si infringen las reglas de su libertad o si son clasificados como con un elevado riesgo de reincidir, como pedófilos y drogadictos.

De ser aprobada esta ley, Kim y otros delincuentes sexuales en libertad como Cho Doo-soon, de 70 años, podrían volver a ingresar a una institución estatal.

Cho, de 70 años, salió en libertad en diciembre de 2020 tras haber cumplido doce años de condena por la brutal violación y mutilación de una niña de 8 años.

Esta propuesta de reforma ha generado mucha atención, pero expertos legales ponen en duda su legalidad, pues podría ser violatoria de los derechos humanos de los que ya cumplieron condena y están en libertad, al ser castigados dos veces por el mismo delito.

Más información koreaherald.com / english.chosun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net