En una decisión que podría significar un revés para la política que se quiere implementar en materia de comunicaciones, una corte federal de apelaciones de los Estados Unidos falló a favor de la empresa Comcast otorgando el derecho a los proveedores de servicios de conexión a la red de regular la velocidad del servicio.

 

El caso fue llevado a tribunales por la Comisión Federal de Comunicaciones, FCC por sus siglas en inglés, bajo el argumento de que la empresa Comcast, una de las más grandes proveedoras de servicios de Internet, diminuyó el acceso de sus clientes al sitio BitTorrent, de descarga de archivos, a fin de cobrar más por un servicio más veloz.

 

La FCC y la política actual es la de otorgar el acceso a Internet a alta velocidad como un derecho que llegue a todos los habitantes, como es la tendencia mundial y como ya lo ha regulado Finlandia.

 

Esta decisión judicial, sin embargo, podría significar un revés para la ley que se está preparando en el Congreso al respecto puesto que los jueces, en una decisión unánime, dictaminaron que la FCC no tiene atribuciones legales para establecer unilateralmente la velocidad bajo la cual se debe prestar el servicio.

 

El Congreso está revisando una iniciativa de ley en donde se otorguen a la Comisión estas atribuciones y se garantice el acceso a la red a alta velocidad, pero este fallo presenta argumentos a los congresistas que se oponen a la iniciativa porque están en contra de otorgar mayores facultades de regulación al gobierno.

 

Por el otro lado hay quienes ven esta decisión como un peligro para el libre comercio, puesto que Comcast pretende adquirir acciones en NBC Universal lo que podría significar, de llegarse a un acuerdo, que al poder regular la velocidad del servicio, podría prestar el servicio con mayor rapidez en las series y programas de NBC y llegar a bloquera los de la competencia.

 

Sin embargo Comcast, en un comunicado emitido tras conocer la decisión judicial, se mostró cauteloso y declaró que seguirán trabajando con la FCC para mantener los principios de Internet como un servicio abierto y que se pueda incrementar el ancho de banda.

 

De momento esta decisión no impactará a los usuarios del servicio de Internet puesto que ni Comcast ni otras grandes compañías están restringiendo el acceso a sitios específicos de la red.

 

Fuente The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net