La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, en una decisión sin precedentes, falló a favor de una mujer chilena, la jueza Karen Atala, a quien el sistema legal chileno retiró la custodia de sus hijas en el 2004 por ser lesbiana y vivir con otra mujer.

 

De acuerdo con el fallo del organismo internacional, se concluye que el estado chileno violó el derecho de Atala de vivir libre de discriminación, recomendando al estado chileno reparar íntegramente a esta mujer.

 

Lo trascendente, sin embargo, es que en el fallo, recomienda también al estado chileno adoptar "la legislación, políticas públicas, programas y directivas para prohibir y erradicar la discriminación con base en la orientación sexual en todas las esferas del ejercicio del poder público, incluyendo la administración de justicia".

 

De acuerdo con el abogado de la jueza Karen Atala, ella ya no busca la custodia de sus hijas, quienes viven con su padre desde el 2004, sino que se logre el cambio de las políticas públicas en Chile a favor de la no discriminación por orientación sexual.

 

En Chile dejó de ser delito la homosexualidad en 1998 cuando se reformó el Código Penal y el actual presidente Piñeira se mostró durante su campaña presidencial a favor de proteger los derechos de todos, incluyendo a las parejas homosexuales por lo que hay cierto optimismo entre la comunidad gay de lograr los cambios que no se lograron en administraciones pasadas.

 

Fuente Latercera.com

 

www.miabogadoenlinea.net