Mapa de Australia

 

Primer ministro australiano presentó propuesta de reforma a la Constitución sobre órgano de representación de pueblos originarios en el Parlamento

Desde el viernes se filtró la propuesta que el nuevo primer ministro australiano, Anthony Albanese, ha hecho para celebrar un referéndum de reforma a la Constitución e incluir la “Voz Indígena”, como un cuerpo de consulta de aborígenes e isleños del Estrecho de Torres en el Parlamento.

Se trata de una discutida propuesta que desde 2017 fue puesta sobre la mesa de diálogo por los pueblos originarios de Australia, con lo que llamaron la Declaración Uluru desde el Corazón, Uluru Statement from the Heart, para reformar la Constitución y dar “voz a los pueblos originarios”. Uluru es una zona sagrada para la comunidad aborigen en la provincia del Territorio del Norte.

El primer ministro Albanese dio a conocer una propuesta de cómo quedaría la reforma constitucional, en caso de ser aprobada, aunque adelantó que la redacción puede ser modificada.

“Habrá un organismo, que se denominará Voz de los Aborígenes e Isleños del Estrecho de Torres

“La Voz de los Aborígenes e Isleños del Estrecho de Torres puede hacer gestiones ante el Parlamento y el Gobierno Ejecutivo sobre asuntos relacionados con los Pueblos Aborígenes e Isleños del Estrecho de Torres

“El Parlamento tendrá, con sujeción a esta Constitución, la facultad de promulgar leyes con respecto a la composición, funciones, facultades y procedimientos de la Voz de los Aborígenes e Isleños del Estrecho de Torres.”

Para que esta disposición pueda ser incluida en la Constitución, se debe celebrar un referéndum que, según la propuesta, plantearía una pregunta a los australianos: “¿Apoya una reforma a la Constitución que establezca una Voz de los Aborígenes e Isleños del Estrecho de Torres?”

Para ser incluida en la Constitución, la propuesta debe ganar no solo la mayoría de votos, sino la mayoría en la mayoría de las provincias australianas. A lo largo de la historia constitucional de Australia, se han celebrado 19 procesos de referéndum con 44 propuestas de reforma constitucional, de las que solo 8 han sido aprobadas.

“Creo que el país está listo para esta reforma”, declara el primer ministro. “Creo que hay espacio en los corazones australianos para la Declaración [de Uluru] del Corazón”.

“Estamos buscando un cambio trascendental, pero también es muy simple”.

“No es un tema de trato especial, ni de poder preferencial. Se trata de consultar a los pueblos aborígenes e isleños del Estrecho de Torres sobre las decisiones que te afectan. Esto es simple cortesía, es decencia común”.

El primer ministro asegura que lograr esta reforma constitucional permitiría que esa “Voz” se escuche siempre, independientemente de quien gobierne el país o el partido que represente a la mayoría en el Parlamento.

“La Voz existirá y perdurará al margen de los altibajos de los ciclos electorales y la debilidad de la política a corto plazo.

"Será una fuente inquebrantable de asesoramiento y responsabilidad".

No se convertiría en una tercera cámara del Parlamento, sino en “un organismo con la perspectiva, el poder y la plataforma para decirle al gobierno y al parlamento la verdad sobre lo que funciona y lo que no”.

“Pido a todos los australianos de buena voluntad que participen en esto”, dijo el primer ministro Albanese. “Respetuosamente, a propósito, buscamos asegurar el apoyo para la pregunta y las disposiciones asociadas a tiempo para un referéndum exitoso, en este período parlamentario.

"Esta es una reforma que creo que todos los australianos pueden adoptar, de todos los ámbitos de la vida, en todas partes del país, de todas las religiones, orígenes y tradiciones.

"Porque habla de valores que todos compartimos y honramos: justicia, respeto, decencia".

Reconoció que en contra de esta propuesta habrá una campaña que tratará de generar miedo, pero aseguró que “Australia no tiene que elegir entre mejorar la vida de las personas y enmendar la constitución. Podemos hacer ambas cosas, y tenemos que hacerlo”.

Para Anthony Albanese, líder del Partido Laboral de Australia, lograr esta reforma y dar esa voz a los pueblos originarios podría ser la solución a los graves problemas sociales de baja esperanza de vida, altos índices de encarcelamiento, enfermedades y otros problemas, y adelantó que estos problemas podrían empeorar si “los gobiernos simplemente continúan insistiendo en que saben más”.

Más información theconversation.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net