Cartel #MeToo

 

Actores y actrices en Grecia condenan la liberación de director de teatro, encontrado culpable de violación a dos menores

El 13 de julio, la Corte Mixta de Atenas, Grecia, condenó a 12 años de prisión suspendida al actor y exdirector artístico del Teatro Nacional de Grecia, Dimitris Lignadis, acusado de la violación de dos menores de edad, y se ordenó su liberación en tanto se resuelve la apelación.

Lignadis fue acusado en 2019 de la violación a cuatro personas, tres menores de edad y uno mayor. El tribunal mixto, es decir, conformado por jueces y ciudadanos, lo absolvió de dos acusaciones, pero, por mayoría de votos, lo encontró culpable de violación a dos menores de 17 años, uno de nacionalidad egipcia y el otro de nacionalidad ucraniana. Estos delitos sexuales ocurrieron en 2015 y el primero se perpetró en un hotel y el segundo en la casa del afamado actor.

Dimitris Lignadis, de 57 años, ha negado las acusaciones diciendo que se trata de una persecución política en su contra y del gobierno. Una vez que se conoció el fallo, instruyó a sus abogados a presentar una apelación y declaró que en esa etapa del proceso se hará justicia y “la verdad saldrá a la luz”. Como la decisión de primera instancia fue tomada por mayoría de votos y no por unanimidad, el abogado de Lignadis ha declarado que sigue habiendo presunción de inocencia.

Para salir en libertad mientras se resuelve el proceso de apelación, Lignadis, que estuvo 17 meses en prisión preventiva, depositó una fianza de 30,000 euros y quedó obligado a presentarse tres veces a la semana en la estación de policía y no puede salir de Grecia.

“En el contexto del movimiento griego #MeToo, este es el primer juicio icónico en el que chocan dos mundos", comentó en declaraciones al diario Efsyn el abogado Yorgos Marinis, especialista en derecho civil. "Por un lado, las víctimas, que son muchas y vulnerables, provienen de entornos abusivos y son migrantes, y por el otro lado, un acusado poderoso y privilegiado que hasta el día de hoy gozaba del respeto de la sociedad griega".

La noticia de su liberación ha sido fuertemente criticada por varios sectores en Grecia. Un grupo de actores publicó un comunicado en el que condenan fuertemente, no solo la puesta en libertad del procesado, sino el mismo proceso.

“Las decisiones judiciales se emiten en nombre del pueblo griego. Por lo tanto, los fallos judiciales deben ajustarse al sentido público de justicia. El tribunal, presidido por la juez Panagiota Yupi, no solo no envió a prisión al culpable violador de adolescentes, no solo se ignoró a todo un movimiento social exigiendo dignidad y justicia; durante meses se toleró que la defensa y el propio acusado menospreciaran e insultaran a las víctimas, los asistentes al proceso, los testigos, los periodistas y cualquiera perteneciente al mundo intelectual, tildándolos de ‘mediocres’, ‘homosexuales profesionales’, ‘sinvergüenzas’ y ‘conspiradores’.

“Si todo esto sucede en una sala de audiencias con todas las luces encendidas, nos estremecemos al pensar qué sucede con las luces apagadas. Desde el 13 de julio las actrices, los actores, las músicas y músicos, las técnicas y técnicos, la gente que trabaja aquí, esta noche, para todos ustedes, estamos expuestos. En un país que tolera tales decisiones, se viola nuestro evidente derecho a la verdad, a la justicia, a nuestro cuerpo, nuestro derecho al sentido común”, se lee en el comunicado.

El comunicado de la Unión de Actrices y Actores Griegos termina así: “ESTAMOS CON LAS VÍCTIMAS.

“DIMITRIS LIGNADIS, CULPABLE DE DOS VIOLACIONES INFANTILES, DEBE PERMANECER EN PRISIÓN.”

El proceso de la apelación aún no ha iniciado y se desconoce si la decisión de permitir la libertad condicional ha sido apelada.

Más información yahoonews.com/ diem25.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net