Tribunal de Justicia de la Unión Europea

 

Comisión Europea refiere a Hungría al Tribunal de Justicia por incumplir directivas y principios de no discriminación

El 15 de julio, la Comisión Europea llevó a Hungría ante el Tribunal de Justicia por dos situaciones. Primero, por una ley que discrimina a las personas por su orientación sexual o identidad de género, y, segundo, por la decisión de cerrar una estación de radio crítica al gobierno conservador de Viktor Orbán.

El primer caso se refiere a la ley adoptada el 15 de junio de 2021, que, al supuestamente tener como objetivo tomar medidas más estrictas contra los pederastas y modificar ciertas leyes para proteger a los niños, algunas disposiciones limitan el acceso de los menores a contenidos y anuncios que “promuevan o retraten” la llamada “divergencia de la propia identidad correspondiente al sexo al nacer, el cambio de sexo o la homosexualidad”. Es decir, al igual que la muy criticada ley adoptada en Rusia, prohíbe la “propaganda homosexual” a los menores de edad.

En términos concretos, la mencionada ley prohibió la representación de la homosexualidad o la reasignación de sexo en los medios dirigidos a menores de 18 años y también la información sobre la homosexualidad en los programas escolares de educación sexual y en películas y anuncios accesibles a los menores.

La Comisión considera que “la ley viola las normas del mercado interior, los derechos fundamentales de las personas (en particular, las personas LGBTIQ) y, en relación con esos derechos fundamentales, los valores de la Unión Europea.”

Específicamente, se acusa a Hungría de infringir las directivas de servicios de medios audiovisuales, de comercio electrónico y de transparencia del mercado único, así como el principio de libertad de prestar servicios, contenido en el Tratado, el derecho a la protección de datos personales y, finalmente, infringe varios derechos contenidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, como el derecho a la inviolabilidad de la dignidad humana, el derecho a la libertad de expresión e información, el derecho a la vida privada y familiar y el derecho a la no discriminación.

Por el otro lado, la Comisión llevó a Hungría ante el Tribunal de Justicia por infringir las normas de telecomunicaciones con la decisión del Consejo de Medios de Hungría de rechazar la solicitud de la estación de radio Klubradio para el uso del espectro radioeléctrico por motivos muy cuestionables.

Kublaradio era una de las pocas estaciones de radio que daba voz a críticos y políticos opositores al gobierno de Orbán. El año pasado le fue negada la renovación de los derechos de uso del espectro radioeléctrico y la Comisión considera que en este caso se aplicaron condiciones desproporcionadas y poco transparentes. Además, la Comisión considera que Hungría aplicó las normas pertinentes de manera desproporcionada y discriminatoria y que Hungría no adoptó decisiones a tiempo.

Lo anterior, infringiendo la Directiva de reglas de comunicación que establece que las frecuencias de radio deben ser asignadas sobre las bases de objetividad, transparencia y criterios no discriminatorios y proporcionados.

En ambos casos, la Comisión Europea agotó con Hungría los medios de solución de controversias y al no haber recibido comunicados satisfactorios, ha optado por presentar al país antes el Tribunal de Justicia.

Hungría y Polonia, con sus actuales políticas están infringiendo constantemente los principios de la Unión Europea al considerar que las autoridades europeas intervienen en exceso en sus decisiones y que sus principios son extremo, liberales.

Más información ec.europa.eu

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net