Planta de energía nuclear

 

Derivado de accidente en la planta nuclear de Fukushima, corte en Tokio condenó a cuatro ejecutivos a compensar a la empresa de energía

En una decisión calificada de histórica, la Corte de Distrito de Tokio, Japón, falló este miércoles a favor de 48 accionistas de la empresa de electricidad Tepco y condenó a cuatro altos ejecutivos a pagar a la empresa por el desastre de la planta de Fukushima tras el tsunami del 11 de marzo de 2011.

La demanda civil en contra del expresidente de la empresa, Masataka Shimizu, de 78 años, del exdirector, Tsunehisa Katsumata, de 82, del exvicepresidente Ichiro Takekuro, de 76, del vicepresidente Sakae Muto, de 72 años, y de otro alto ejecutivo, se presentó con fundamento en una cláusula del acta constitutiva de la empresa que permite a los accionistas demandar para fincar responsabilidades de los miembros del consejo de administración cuando sus acciones u omisiones causan daños a la compañía. En caso de que la demanda sea aceptada, el reclamo de los daños se adjudica a la empresa y no a los accionistas.

En esta demanda, los accionistas expusieron que los altos directivos ignoraron las recomendaciones que el gobierno presentó en 2002 en una evaluación sobre las medidas de protección que debían tomarse en la planta nuclear de Fukushima en caso de un tsunami de grandes proporciones, lo que ocurrió en marzo 11 de 2011 y que ocasionó que cuatro reactores se derritieran.

Los ex ejecutivos argumentaron en su defensa que el reporte de 2002 no era muy confiable y que era imposible pronosticar el monto de los daños que ocurrirían por un gran tsunami. Incluso, señalaron, si se hubieran podido pronosticar los daños, no habrían tenido tiempo suficiente para tomar las medidas necesarias antes del gran terremoto y tsunami de 2011.

Los accionistas pedían una compensación por daños de 22 billones de yenes, cantidad obtenida de la suma de 8 billones necesarios para desmantelar la planta, 8 billones para compensar a las víctimas y 6 billones adicionales necesarios para medidas de descontaminación y almacenamiento provisional de los desechos nucleares. Expusieron que la empresa no hubiera incurrido en estos gastos de haberse tomado las medidas necesarias para evitar el desastre.

Los ejecutivos, así como Tepco, que los ha estado respaldando, señalaron que la cifra es menor porque el desmantelamiento de la planta costó 1.56 billones de yenes y que los otros rubros reclamados son gastos de los que se está haciendo cargo el gobierno por lo que ellos solo deben responder de unos 50 mil millones, aunque reconocieron que desconocen la cifra exacta.

El juez que presidió el tribunal, Yoshihide Asakura, condenó a cuatro de los cinco demandados a compensar a la empresa 13.32 billones de yenes, equivalentes a unos 97 mil millones de dólares estadunidenses, la cantidad más alta que un tribunal civil ha condenado a compensar en la historia legal de Japón.

El juez Asakura declaró en la decisión que los exejecutivos incurrieron en responsabilidad al no haber cumplido sus obligaciones como directivos de Tepco y no haber ordenado que se tomaran las medidas de protección necesarias en la planta 1 de Fukushima. Dijo que la posibilidad de un grave accidente relacionado con el tsunami se pudo haber reducido si se hubiera prevenido la inundación en los edificios principales de la planta y en las instalaciones de equipo crítico de operación.

En 2016 la fiscalía japonesa anunció la presentación de cargos penales en contra de Katsumata, Muto y Takekuro por negligencia profesional que resultó en lesiones y muerte. En septiembre de 2019 la Corte de Distrito de Tokio los absolvió de la responsabilidad penal, pero esa decisión está siendo apelada.

El altamente probable que la decisión de esta semana de la Corte de Distrito de Tokio también sea apelada.

Más información japantimes.co

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net