Cardenal George Pell

 

Padre de una de las dos presuntas víctimas de abuso sexual por el cardenal George Pell, presentó una demanda civil

El papá de uno de las dos personas que la fiscalía australiana expuso que fueron sexualmente abusados por el cardenal George Pell cuando eran menores de edad, ha presentado una demanda civil en contra de Pell y de la arquidiócesis de Melbourne de la iglesia católica, para ser compensado por los daños.

George Pell fue arzobispo de Sídney y de Melbourne y con el papado de Francisco fue uno de los ocho cardenales elegidos para formar parte del Consejo de Cardenales creado para gobernar la iglesia y reformar la Curia romana.

En julio de 2017 fue acusado del abuso sexual a dos adolescentes de 13 años ocurrido en un salón privado de la Catedral de San Patricio cuando el sacerdote era arzobispo de Melbourne en la década de los años 90. Se trataba de dos niños del coro de la iglesia. Uno de ellos, el hijo del actual demandante, falleció en sus años treinta debido a una sobredosis accidental de drogas.

En diciembre de 2018, el cardenal Pell fue declarado culpable de cuatro cargos de actos de indecencia y de uno de penetración sexual, pero esa sentencia fue anulada por unanimidad en abril de 2020 por el Tribunal Superior de Australia, la máxima instancia judicial. Este tribunal no falló sobre la inocencia o culpabilidad del acusado, pero anuló la sentencia porque el jurado no tomó en cuenta toda la evidencia presentada ni que otros testimonios presentaron “una posibilidad razonable de que el delito no hubiese ocurrido”.

La demanda civil que se presentó en contra de la Arquidiócesis de Melbourne y del cardenal George Pell, pretende obtener una compensación por los daños ocasionados por las presuntas acciones de Pell. Fue presentada por el padre de uno de los dos adolescentes presuntamente abusados por el sacerdote católico. Su nombre no puede ser mencionado por razones de privacidad debido a los delitos expuestos.

El padre de la presunta víctima expone que su hijo tuvo una adolescencia difícil, con muchos problemas escolares, que se inició en el uso de drogas y que en períodos de su vida adulta estuvo ingresado en prisión.

“En verdad, culpo a George Pell. Siento que él apartó a mi hijo de mí”, declaró el padre al diario australiano The Age, en 2019, meses después de que el jurado encontró culpable al sacerdote católico. “Y no soy solo yo, sino su hermana y su madre. Todos los extrañamos. ¿Por qué?, ¿por qué?”.

La admisibilidad de esta demanda será decidida tras la revisión prevista para esta semana en los tribunales de Victoria, provincia donde se ubica Melbourne.

George Pell estuvo ingresado más de 400 días en la prisión Barwon en Victoria, en cumplimiento de su sentencia de cárcel. El mismo día en que se conoció la decisión del Tribunal Superior, fue puesto en libertad y conducido a un monasterio carmelita en Melbourne.

Más información smh.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net