Movimiento BDS

 

Franquiciatario de Ben & Jerry en Israel adquiere propiedad de la marca al poner fin a demanda por decisión de boicot

Este miércoles se anunció que Unilever, propietaria de la marca de helados Ben & Jerry, y Avi Zinger, franquiciatario de la heladería en Israel, han llegado a un acuerdo para poner fina la demanda respecto del movimiento BDS iniciado por Ben & Jerry en mayo del año pasado.

BDS, son las siglas del movimiento no violento Boicot, Desinversión y Sanciones, que pretende ejercer presión respecto de la economía de Israel para que cesen sus actividades en contra de los palestinos, similar al que se hizo en Sudáfrica respecto del apartheid. Se trata de un polémico movimiento que en Israel es llamado antisemita, pero que sus proponentes aseguran que es un medio de protesta en contra de la ocupación ilegal de los territorios de palestinos.

En mayo de 2021, tras los cruentos enfrentamientos en Gaza, Ben & Jerry, que es propiedad de Unilever, pero que tiene cierta autonomía en sus decisiones, anunció que se unía al movimiento BDS por lo que Avi Zinger ya no podría vender los famosos helados en los territorios ocupados. Como la licencia de uso de la marca expiraría a finales de este año, la decisión no cobró vigencia.

Además de que esta decisión supuso a Unilever la cancelación de contratos públicos en varios estados de los Estados Unidos por la existencia de leyes anti BDS, Avi Zinger presentó una demanda en contra de la empresa en tribunales federales en Nueva Jersey, donde está el domicilio legal de Unilever en los Estados Unidos.

En la demanda, Zinger, propietario de la empresa American Quality Products (AQP), expuso que al no permitirle la venta, Unilever infringía las leyes de los Estados Unidos y de Israel y que, por lo tanto, no había forma de que continuaran con su relación comercial, calificando la decisión de un boicot ilegal a todo el estado judío de Israel.

En la demanda, solicitó que la corte declarara que la decisión de Unilever era ilegal y que permitiera a la empresa AQP seguir vendiendo los productos de Ben & Jerry en los territorios ocupados de Cisjordania. Además, pedía un juicio con jurado y el pago de daños.

Las partes han llegado a un acuerdo en el que Avi Zinger adquiere los derechos de Ben & Jerry en Israel y los logos en hebreo y árabe, pero deja de usar la marca en inglés

“Avi Zinger puede y tiene el derecho de seguir vendiendo el mismo helado Ben & Jerry que ha estado vendiendo durante 35 años en esa zonas, a perpetuidad. Es suyo”, declaró Alyza Lewin, presidente del Louis D. Brandeis Center for Human Rights Under Law, que representó a Zinger en esta acción legal.

“Ben & Jerry en Vermont ya no tiene ninguna autoridad sobre Avi. No pueden impedirle que venda el helado Ben & Jerry”, declaró a Times of Israel Alyza Lewis.

Los términos monetarios del acuerdo, como es usual, se han mantenido confidenciales.

“Esta es una victoria para aquellos que buscan la cooperación y la existencia y una sonada derrota a la discriminación. Es especialmente significativo para aquellos que se han mantenido unidos en contra del BDS”, afirmó Avi Zinger en un comunicado.

El acuerdo también fue bien recibido por funcionarios del gobierno de Israel, que está en funciones una vez que se ha disuelto nuevamente el Knéset, llamando a nuevas elecciones (las quintas en tres años). Lior Haiat, vocero del ministerio de Asuntos Exteriores, recordó que se trata de un acuerdo entre dos empresas privadas por lo que el estado de Israel no está involucrado, aunque dijo que esto “envía un mensaje a otras empresas, que indudablemente resonará en todo el mundo”.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net