Soldados con armas

 

Primer Ministro de Países Bajos ofreció disculpas a los soldados que eran parte de los Cascos Azules cuando ocurrió masacre de Srebrenica

El 19 de junio, el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, oficialmente ofreció disculpas a los soldados del regimiento de Cascos Azules de la ONU que fueron enviados a lo que se calificó de “misión imposible” para el resguardo de población bosnia en Srebrenica durante la Guerra de los Balcanes.

En 1995 una tropa holandesa, parte de los Cascos Azules de la ONU, conocida como Dutchbat, estaba encargada de resguardar la zona de Srebrenica durante la guerra entre Serbia y Bosnia. A este campamento, miles de bosniacos, bosnios musulmanes, solicitaron asilo frente al avance de las tropas de Ratko Mladic sobre la región.

Previo al 11 de julio de 1995, el Dutchbat ordenó a los 300 refugiados abandonar el campamento, considerado como zona segura. La mayoría de estos hombres y niños desalojados pereció a manos de las tropas de Mladic en lo que hoy conocemos como la masacre de Srebrenica.

Por no haber otorgado la protección suficiente a los 8,000 hombres y niños que murieron, se iniciaron acciones legales en contra de los Países Bajos, una de ellas la de Madres de Srebrenica.

En sucesivas decisiones de los tribunales neerlandeses, la responsabilidad del estado se fue reduciendo hasta que en 2019 la Corte Suprema de ese país concluyó que el estado solo tenía un diez por ciento de responsabilidad en la masacre y solo por la muerte de en la muerte de los 300 bosniacos que estaban refugiados dentro de su campamento, a los que los soldados sacaron pese a saber que existía un riesgo real de que enfrentaran la violencia y la muerte.

En 2002 una investigación conducida por el Instituto Nacional de Documentación de Guerra adjudicó responsabilidad tanto a la ONU como al gobierno neerlandés por haber enviado un regimiento mal equipado para tratar de contener a las tropas serbias sobre la región, en lo que se consideró una misión imposible.

El estado solo se ha hecho responsable plenamente de la muerte de tres hombres que trabajaban para el gobierno en el campamento del Dutchbat.

"Solamente una parte fue y es culpable de la caída del enclave de Srebrenica y el genocidio que siguió: los serbios de Bosnia y no Dutchbat III", dijo el primer ministro Rutte a los soldados en una ceremonia celebrada en las barracas de Oranjekazerne en Schaarsbergen.

“Casi 27 años después, todavía no se han pronunciado algunas palabras. Es cierto… que la misión de Srebrenica se llevó a cabo bajo un mandato de la ONU. Pero eso no quita la responsabilidad especial del estado neerlandés por las circunstancias bajo las cuales ustedes fueron enviados, por su recepción después de su regreso y por la falta de apoyo cuando se acusó injustamente al Dutchbat III.

“Hoy, en nombre del gobierno neerlandés, pido disculpas a todas las mujeres y hombres de Dutchbat III... Con el mayor aprecio y respeto posibles por la forma en que Dutchbat III siempre trató de hacer lo correcto en circunstancias difíciles, incluso cuando eso era ya no es posible”, declaró el primer ministro.

Sobre la disculpa, Olaf Nijeboer, de la asociación del Dutchbat III, dijo que era bienvenida, pero que sentía que las familias de las víctimas del genocidio también merecen escuchar una disculpa oficial.

El responsable último de esta masacre, Ratko Mladic, fue procesado y sentenciado por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. Por genocidio y crímenes contra la humanidad derivado de la masacre de Srebrenica fue sentenciado el 22 de noviembre de 2017 a cadena perpetua. Por estos mismos delitos, Rodovan Kardzic, quien era líder serbiobosnio, fue condenado a 40 años de prisión.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net