Niña con pantalón

 

Corte de Apelaciones de Estados Unidos concluye que escuela viola derecho al trato igualitario al prohibir a alumnas a usar pantalones

El Pleno de la Cuarta Corte de Apelaciones de los Estados Unidos falló por mayoría de 10 a 6 a favor de las alumnas de una escuela chárter en Carolina del Norte que demandaron por la prohibición de usar pantalones.

El caso lleva en litigio varios años y ya en 2021 un panel de la Cuarta Corte de Apelaciones, en opinión dividida, había fallado a favor de las alumnas, pero en una decisión inejecutable porque se concluyó que la escuela era una entidad privada que no estaba obligada a dar trato igualitario como lo están las escuelas públicas, regresando el caso a primera instancia.

Esta vez la decisión reviste especial importancia porque, en el análisis, la Corte consideró que la escuela chárter, al recibir fondos públicos, está sujeta a las disposiciones que regulan a las instituciones de educación públicas.

La Charter Day School, que es la escuela demandada, argumentó que es una escuela privada y que la obligación de las entidades públicas de conceder un trato igualitario, dispuesta en la Constitución del estado, no les es aplicable.

La escuela, sin embargo, recibe el 95 por ciento de sus fondos de autoridades federales, estatales y locales y, por tanto, concluyeron los jueces, está obligada a las mismas reglas que las escuelas públicas. Así, la resolución se centró en la garantía de trato igualitario, pero magistrados y magistradas señalaron que el caso también podría ser violatorio de no discriminar por razones de sexo.

“Tratar a alas escuelas chárter exactamente como a las escuelas públicas tradicionales limita la posibilidad de los progenitores de elegir la mejor educación para sus hijos”, declaró mediante e-mail a The New York Times el abogado Aaron Streett, representante de la escuela, sobre el fallo al que calificó de “erróneo”.

El caso fue presentado en contra de la escuela Charter Day School en Leland, Carolina del Norte, que promueve valores tradicionales como la caballerosidad y por eso establece un estricto código de vestimenta según el cual las niñas deben usar faldas, shorts o faldas pantalón, con leggings o mayas durante el invierno.

Baker A. Mitchell Jr., fundador de la escuela, ha explicado que el código de vestimenta fomenta la caballerosidad, que definió como "un código de conducta en el que las mujeres son... consideradas como un recipiente frágil que se supone que los hombres deben cuidar y honrar.”

Precisamente esta característica de enseñar la caballerosidad es lo que decidió el fallo de la Corte de Apelaciones, concluyendo que la escuela “perpetúa descaradamente estereotipos de género dañinos”.

Jueces de apelaciones establecieron que la escuela “ha impuesto el requisito de las faldas con el propósito expreso de telegrafiar a los niños que las niñas son ‘frágiles’, requieren la protección de los niños y merecen un trato diferente al de los estudiantes varones, estereotipos con consecuencias potencialmente devastadoras para las niñas”.

La juez Bárbara Milano Keenan, quien redactó la decisión por la mayoría, escribió que la Charter Day School “no intenta disfrazar la razón verdadera e inapropiada detrás de su tratamiento diferencial de las niñas”.

Galen Sherwin, abogada principal del Proyecto de Derechos de la Mujer de la organización que defiende los derechos civiles, ACLU, y que representó a las demandantes, dijo que aunque el fallo se limita a Carolina del Norte, cree que podría tener implicaciones más amplias para los códigos de vestimenta en otros lugares.

“Es muy significativo sobre la cuestión de las escuelas chárter y la disponibilidad de protecciones constitucionales”, declaró la abogada Galen Sherwin en una entrevista telefónica. “Ciertamente, debería alertar a las escuelas públicas chárter de todo el país de que se espera que cumplan”.

Sobre la obligación de usar falda como parte de uniforme, en nuestro país, en junio de 2019 se presentó en la Ciudad de México el programa de uniforme neutro con el que ya no será necesario que las niñas lleven falda a la escuela, sino que pueden usar pantalón como los niños y ellos, a su vez, pueden usar falda. Desde el punto de vista de las niñas, es una buena medida porque las faldas, en ciertas circunstancias, son muy incómodas.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net