Manatí

 

Resultado de demanda contra organismo de vida silvestre de los Estados Unidos, se revisarán normas de protección al hábitat de los manatíes

A principios de este mes, el organismo de pesca y vida silvestre de los Estados Unidos, Fish and Wildlife Service, FWS, llegó a un acuerdo con tres organizaciones que lo demandaron para revisar las disposiciones de protección a los manatíes en Florida.

Desde 2008, las organizaciones Centro para la Diversidad Biológica, Defensores de la Vida Silvestre y el Club Salvemos al Manatí, han estado pidiendo a las autoridades federales que revisen las normas que regulan la calidad del agua de los hábitats de los manatíes en Florida, en vigor desde 1976. Tanto el FWS como la Environmental Protection Agency, EPA, se han negado a hacerlo señalando, en síntesis, que no había evidencia de que las disposiciones fueran insuficientes para proteger los hábitats de estos animales marinos.

Sin embargo, en Florida más de 1,000 manatíes murieron de hambre el año pasado, el 10 por ciento de la población de estos animales en el estado. Esta alta tasa de mortalidad ha continuado este año, con la muerte de otros 562 animales en los primeros cinco meses del año.

Por ser el hogar de un tercio de los manatíes en el estado, en la Laguna Indian River se ha verificado un elevado número de muertes de estos mamíferos. Estas muertes son resultado de la elevada contaminación del agua que ha matado o no ha permitido que crezca el pasto marino, que es la fuente de alimento principal de los manatíes.

Entre las causas de estos elevados índices de contaminación se cuenta la contaminación de nitrógeno y fósforo de los sistemas sépticos con fugas, el desagüe de fertilizantes y de aguas residuales, lo que alimenta la proliferación de algas que impiden el crecimiento de pastos marinos.

Al no haber llegado a un acuerdo, las organizaciones demandaron en febrero al FWS. Este mes llegaron a un acuerdo en el que el organismo se compromete a publicar las revisiones propuestas de las protecciones de hábitat crítico para los manatíes para septiembre de 2024.

“El manatí tiene un largo camino hacia la recuperación, pero garantizar la seguridad de su hogar es un paso vital en esa dirección”, dijo Ragan Whitlock, abogado del Centro para la Diversidad Biológica.

Una demanda similar se presentó en contra de la EPA, organismo que atribuye a las autoridades de Florida la responsabilidad de vigilar la calidad de los nutrientes del agua de los hábitats de estos mamíferos marinos, aunque las reglas que regulan la calidad del agua en ese estado fueron establecidas por la EPA en 2013.

Al respecto, la abogada Elizabeth Forsyth de Earthjustice, dijo: “La EPA es, en última instancia, la agencia federal de respaldo que está a cargo de garantizar que los manatíes y otras especies sobrevivan en el agua de nuestra nación, pero también de garantizar que nuestras regulaciones de control de la contaminación del agua sean adecuadas para proteger a los manatíes y a otras especies."

La demanda en contra de la EPA sigue su curso, pero el abogado Whitlock declaró que espera que el acuerdo al que llegaron con el FWS sea un claro mensaje para la EPA “de que es momento de actuar y que está en su poder ayudar.”

La abogada Forsyth dijo: “Hay problemas de contaminación de agua en todo el país, pero no puedo pensar en otro lugar en el que icónicas especies amenazadas estén masivamente muriendo de hambre debido a la contaminación del agua.”

Sin las debidas normas de protección a estos animales, su futuro es incierto. “El número de nuevas crías naciendo ha disminuido en la costa este de Florida y vamos a ver las consecuencias en los años por venir. No vemos que vaya a haber un fuerte crecimiento de la población por algún tiempo y va a tomar probablemente una década o más para recuperar esta devastadora pérdida”, declaró a The Guardian Patrick Rose, biólogo marino del Club Salvemos al Manatí.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net